TE QUIERO COMO TU QUIERAS

Te quiero como amiga,

Te quiero como amante,

Te quiero como hermana,

Te quiero como hija,

Te quiero como madre,

Te quiero como esposa.

 

Te quiero como a una estrella del firmamento,

Te quiero como al agua

Del manantial que sacia mi sed,

Como tú quieras te querré.

 

Te quiero con tus defectos,

Con tus virtudes,

Con tus miles de caras,

Con tus dolores,

Y con tus pesares.

 

Te quiero como tú quieras

Que te quiera

AMOR

Mi amor lo definiría,

Como el sonido de un violín

Cada  compás de una sinfonía

Es el latir del corazón,

Cada nota de la sinfonía

Es una caricia a mi amada,

Para con ellas entrar

En su corazón

Y así suavizar,

Y así cuidar,

Y así eternizar,

Mi amor en ella.

Ese amor de amar

Ese es mi amor.

Será una sinfonía

De violines en el atardecer,

Una sintonía

Compuesta por mí,

Para mi amada

Para tocar su ser,

Para tocar su corazón,

Sin dolor.

Te amo, te amo,

Con mi amor

Yo compuse

La más bella

Sinfonía

Tu siempre oírla podrás.

Porque es de amor

La más pura melodía

De sinfonía que hayas

Oído o imaginado

Porque es una sinfonía

De amor,

Que yo he creado para ti.

Ese es mi amor

Es una sinfonía

De mí para ti

Para tocar tu ser

Para tocar tu corazón

Sin sacrificio

Sin dolor

Te amo

TE QUIERO

TE QUIERO CON FLORES

TE QUIERO CON PALABRAS

TE QUIERO CON SENTIDO

TE QUIERO CON PROMESAS

TE QUIERO AL DESPERTAR

TE QUIERO AL DESPEDIRME

TE QUIERO AL ACOSTARME

TE QUIERO POR LA TARDE

TE QUIERO POR LA MAÑANA

TE QUIERO PARA QUERERTE

TE QUIERO  PARA DARTE

TE QUIERO Y TE QUIERO

NO ME PREGUNTES POR QUE

SOLO NECESITO UN DÍA

Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad.

¿Te parece bien que te quiera nada más que una semana?… No es mucho, ni es poco, para mi es bastante.

En siete días, una semana, se pueden reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego, para calentarte con esa hoguera del amor quemado. Y también está el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos personas que no se dicen nada mientras se miran en la profundidad de sus ojos.

Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama. (Tú sabes cómo te digo que te quiero cuando digo: «qué calor hace», «dame agua», «¿sabes manejar?,»se hizo de noche») Cuando estamos entre personas, a un lado tus seres queridos y las mías, y te he dicho «ya es tarde», y tú sabías que decía «te quiero».

Solo te pido un día más de esa semana, para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que tú quieras: guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura… Sé que quizás no te sirva este periodo de tiempo, es cierto. Pero, sólo quiero una semana para entender las cosas. Porque esto es muy parecido a estar saliendo de un manicomio para entrar a un panteón.

Es largo el camino del amor, pero cortó si tú me das la mano. Son pasos sobre una senda de blanda tierra y llena de tropiezos, pero sé, que cuando me caiga tú estarás para levantarme. En ese caminar por esa senda de tierra y barro, tendré cuidado y estaré a tu lado, y seguiré tu lento caminar muy cerca de ti para ofrecerte mi mano. Seguramente en ese largo peregrinar me equivocare… ten paciencia si un día elijo un camino erróneo que te moleste o te haga sufrir, seguro que cuando me dé cuenta del erros te pediré perdón, y esperare tu perdón.

No me dejes caminar solo, ya que sin ti perderé la brújula del amor, y me quedara como única guía la tristeza, que nublara mis ojos de desconsoladas lagrimas. No te dejare sola, no me dejes solo, porque nos equivocaremos de camino y no hallaremos la felicidad. A tu lado puedo sonreír y tener como amiga la ternura, a tu lado puedo soñar con ser feliz, y despertar y ser feliz. A tu lado caminare, a tu lado caneceré el amor, para amarte hasta eternidad.

Sé que este camino, el del amor, es largo y complicado, pero más largo y complicado seria sin ti. Porque un día te encontré y supe desde entonces que te convertirías en el principio y en el fin de la razón de mi existencia, amor.

Te miro y solo veo ternura, me haces recordar lo que es la dulzura, lo que es la belleza, lo que es la comprensión… Te miro y me quedo paralizado en el espejo de tu mirada. Te miro y gozo de tu brillante mirada al mirarte.

Sé que no dejo de mirarte, incluso me excedo al hacerlo. Pero tú sabes que te amo, que todo es admiración por tu forma de ser, y a la vez te miro para darte las gracias por permitirme estar a tu lado. Te miro con incredulidad, porque a veces pienso que no te merezco, pero ten presente que todos los días lucho por conseguirlo. Te amo, y al mirarte el amor aumenta, te quiero y no puedo dejar de mirarte.

El día que me prohíbes mirarte, firmaras mi tristeza, mi muerte, porque mirarte es mi sueño e incluso mirarte es mi religión. Mirarte, si mirarte, ¿Cómo no mirarte? Si poder mirarte es un sueño cumplido, si mirarte es agradecerte tu amor, si mirarte es seguir soñando.

Con esto sabrás que cuando te miro te digo que te amo, con la mirada, te digo gracias por corresponderme. Y me despido hasta la nueva mirada… que no tardara más de un segundo.

TE MIRO Y JAMAS DEJARE DE MIRARTE MIENTRAS VIVA.

SOLEDAD

OH soledad, soledad

Que hiriente eres

En mis atardeceres,

En las noches oscuras

De mi alcoba vacía

De tu presencia.

 

OH soledad, soledad,

Que me acompañas en mí caminar

Mañanero

En mis tardes cansadas

En mis atardeceres

De regreso a mi refugio,

En mis noches

Vacías y sin sabor.

 

OH soledad, soledad

Que hiriente eres

Soledad mía.

EN EL DESPERTAR

En el despertar

del amanecer,

luce tu semblante

ante mi mirada,

cual ventana abierta

al mar Mediterráneo,

ese que nos saluda

en las mañanas

de nuestro despertar.

Ardiente es la mirada

de tus ojos azules,

tu sonrisa

un blanco velero es

sobre las azuladas

aguas del mar,

donde se reflejan

las sensaciones vividas

que se perfilan

en tu suave piel melocotón.

 

En el despertar

del amanecer,

al mirar

tus seductoras curvas,

un Ciclamen

florece en mi pecho,

la ilusión se infla

los besos,

los abrazos,

las caricias,

ya no tienen techo.

 

En el despertar

del amanecer,

mi mirada descubre

a una mujer.

A ti, mi amor

que te deslizas

por los pliegues

de mi piel,

que iluminas mis días,

que enciendes las brasas

de mis pasiones.

Tú, mi amor

voluptuosa en el lecho

agitándote con un ritmo

de vigor estelar.

Tú, mi amor

has llenado de equilibrio

mi desajustada realidad,

en el despertar

de nuestro amanecer.

SILENCIOS

Silencios en mi soledad

que solo tu dulce voz

puede llenar.

Silencios de mañana

en busca de tu cantar.

Silencios de tarde

en busca de tus murmullos.

Silencios de media tarde

en busca de tu mirada.

Silencios de noche

en busca de tus susurros.

Silencios en mi soledad.

Solo tus silencios

mis silencios

ocupan mi soledad.

Silencios que,

no son más que,

los silencios de mi soledad

RECUERDOS

Hoy solo tengo recuerdos,

Recuerdos de tus ojos

Llenos de expresividad.

Recuerdos de tus labios

Sabor melocotón,

Recuerdos de tu cara

Llena de miedo y emoción.

Recuerdos de tus brazos

Regordetes y suaves.

Recuerdos de tu pecho

Lleno de pecas luminosas,

Que parecen estrellas

Llenas de luz.

Recuerdos de tu vientre

Duro, nervioso, suave.

Recuerdos de tu cintura

Perfecta para bailar.

Recuerdos de tus glúteos

Con la exacta redondez

Para visitar.

Recuerdos de tu espalda

Con la planeidad adecuada

Para acariciar.

Recuerdo tus piernas

Para escalar por ellas

Hasta llegar a la base

De tu cintura,

Una vez allí

Perderse en la infinidad.

Recuerdos de tus pies

Pequeños y menudos

Ligeros como el viento.

Recuerdos, recuerdos

De los momentos vividos.

Mañana esos recuerdos

Serán realidad

EN LA NOCHE SILENCIOSA

En la noche silenciosa

de esta ciudad ruidosa,

cabalgo con paso firme

pisando sus adoquines.

En la noche silenciosa

de mi soledad,

preparo mi corcel blanco,

ese corcel blanco

que es el sueño,

con las mejores galas

pues subido en su grupa

quiero cabalgar

hasta tu encuentro

Amor.

En la noche silenciosa

de esta ciudad ruidosa

cabalgo sobre mi corcel blanco

guiado por la música

de un Fado de fondo

hacia tu encuentro

Amor.

En la noche silenciosa

de mi soledad

cabalgo a lomos

de mi corcel blanco

con brioso paso firme

huyendo de la oscuridad

de mi soledad.

Voy camino de tu encuentro

Amor.

En esta noche silenciosa.

LLORO

Mi corazón llora

Por ti mi amor.

Mi corazón llora

Por no estar contigo amor.

Mi corazón llora

Lagrimas de amor.

Mi corazón llora

Por la ilusión del amor.

Mi corazón llora

Por un sueño de amor.

Mi corazón llora

Por no tenerte amor.

Mi corazón llora

Por no tenerte entre mis brazos.

Mi corazón llora

Sentimientos de amor.

Mi corazón llora

Llora, llora

Mi corazón

BUSCO

Busco,

en los tesoros de mi vida

Busco,

En mi corazón

las caricias de tu mirada.

 

Busco,

En mis anhelos

los besos furtivos

De nuestros encuentros tan prohibidos.

 

Sentado en la oscuridad

de mi alcoba,

miro al cielo

Implorando al ser supremo

me regale vivir nuevamente.

Nuestro sueño eterno

POR EL CAMINO APRENDÍ

En el camino aprendí,

que llegar alto no es CRECER,

que mirar no siempre es VER,

ni escuchar es OÍR,

ni lamentarse es SENTIR,

ni acostumbrarse es QUERER.

 

En el camino aprendí,

que andar solo no es SOLEDAD

que cobardía no es PAZ,

ni ser feliz SONREÍR.

 

En el camino aprendí,

que peor que mentir,

es silenciar LA VERDAD.

 

En el camino aprendí,

que puede un sueño de AMOR,

abrirse como una FLOR,

y como esa flor MORIR,

pero en su breve existir,

es todo AROMA Y COLOR.

 

Y en el camino aprendí,

que la humildad no es SUMISIÓN,

La humildad es ese DON

que solemos confundir,
NO ES LO MISMO SER SERVIL QUE SER UN BUEN SERVIDOR.

CUANDO VAYAN MAL LAS COSAS, COMO A VECES SUELEN IR…
Cuando tu camino sólo ofrezca cuestas que subir,
cuando tengas poco haber pero mucho que pagar,
y precises sonreír aún teniendo que llorar…

 

CUANDO EL DOLOR TE AGOBIE  Y NO PUEDAS YA SUFRIR, DESCANSAR ACASO DEBES, PERO NUNCA DESISTIR.
«CUANDO TODO ESTÉ PEOR… ¡MÁS DEBEMOS INSISTIR!»

Esto es lo que el camino me enseño,

Esto es lo que en el camino aprendí.