EN LA DISTANCIA

Los sueños se me arrugan

cuando tú distancia

y mi distancia

construyeron fronteras

en el horizonte

de nuestro sino.

Fronteras infranqueables

que ni el olvido

puede vadear

y en sus muros

los recuerdos

sus lamentaciones

dejan en sus grietas,

para poder vivir

en sueños,

aunque los latidos

de tu corazón

escuche

en mi silencio.

Mi piel, mis manos,

mi corazón,

siguen buscando

en el carrusel

de la vida

ese sueño

que me de aire,

sofoco y pasión.

Pippo Bunorrotri.

https://pippobunorrotri.com

ARCO IRIS

En el cielo apresurado

de brisas alborotadas,

detrás de la nube

que su forma nudosa

con orgullo muestra,

el arco iris ordena

sus reales colores

mientras las gaviotas

por encima de la planicie

de un mar amotinado

otean el reflejo de su vuelo.

Pippo Bunorrotri.

NOCHE DE PALIDA LUNA

En esta noche

de pálida luna,

destellos de momentos

ausentes en el tiempo,

que corren alocados

iluminan la nostalgia

de unas horas

vagabundas.

Son momentos de encantos

de emociones palpitantes,

de sonrisas sentidas,

de miradas fervientes,

de regocijos sin aliento,

de suspiros entrecortados.

Ahora en esta noche

de pálida luna

solo son grietas

resquebrajadas

en el viento

de un aliento

que añora

los escalofríos

de los temblores

de un instante infinito

en el tiempo.

Pippo Bunorrotri.

Inicio

ENIGMATICO DÍA

En aquel enigmático día,

en que mi mente pensó

que ya no tenía más horas

en el tiempo de mi destino;

en la inconsciencia de la razón

renació la esperanza,

refugiándose en el suspiro

de ese lento tiempo

de la nada

donde la hoja

del aliento

mueve el bosque

de la indiferencia,

haciendo que en la mente

gotee  lentamente

el expreso deseo

de una vida renovada

que se expande

en el río de la existencia.

Pippo Bunorrotri.

https://pippobunorrotri.com

LOS AMANTES

Los amantes

se pierden

en el amanecer,

entre el manto

de las estrellas,

de esa noche

indiferente

que niega

la luna desgastada

de un cielo turbado

por las alborotadas

nubes algodonadas

bailando descosidas

sobre el tablao azul.

Los amantes

corren en el viento

zambulléndose

en el capricho

de su anhelo,

en el azul verdoso

de ese mar profundo

donde sientes

la inmensidad

de ese nada

que es todo,

que es el sentido

de su destino.

Pippo Bunorrotri

https://pippobunorrotri.com

LA HORA DEL SUEÑO

En la enjundia caverna

del oscuro sueño,

la mente vaga

por el pensamiento,

con los pasos del latir

de un corazón,

que se estremece

ante el silencio

de la mirada perdida,

que analiza la brisa

del ahora presente,

confundiendo

el arrebato de éxtasis

de la belleza,

despistando al tiempo

del ahora del sueño.

Pippo Bunorrotri.

https://pippobunorrotri.com

EN EL AGRIETADO SILENCIO

En el descaro puro

de ese momento casto

en que el lascivo silencio

grita al desierto de la nada

la desesperación de su dolor,

el inocente sosiego

se agrieta

goteando lagrimas

de soledad,

en el profundo vacío

del sentir del alma

el chis-porreó encendido

de unas emociones apresuradas,

susurrando veladas sonrisas

de libertad;

de unas horas,

de unos días,

de una vida

entretejida de dudas.

Pippo Bunorrotri

https://pippobunorrotri.com

REMOTO RECUERDO

Un remoto recuerdo

se cuelga en la mente,

aquel que escribí

en tu sueño

con palabras

que no dije

un retirado día

distante del olvido.

Una sonrisa se cuelga

balanceándose

en mi boca,

empapada en el aroma

de aquel primer beso

que se ha quedado

en el instante

de la memoria,

robándome

una lagrima

de añoranza.

Unas sombras desnudas

corren por mi memoria

buscando aquel momento

del deseo trabucado

donde la pasión

unió nuestras bocas

encadenando

nuestros cuerpos.

Pippo Bunorrotri.

https://pippobunorrotri.com

LA SILUETA DE UNA SOMBRA

Camino por una senda

polvorienta y enturbiada

hecha de cicatrices y llagas

de un pasado de batallas

en la depresión

de una existencia variada.

En los nacientes amaneceres,

la silueta de una sombra

decrece y desaparece

detrás de una mascara

que persigue el silbido

de una gloria desdeñada.

En el atardecer

cuando la negación

es la dueña de la evocación

y al borde del precipicio

de la inexistencia

surge de repente

una distante silueta

cabalgando en el silencio,

insinuándote sin complejos,

con el dedo tácito

de la razón.

Tu, sombra del reflejo

de la persistente existencia

de una vida prolongada

en el tiempo indeterminado,

debes caminar

por esa polvorienta senda

que te lleva

a la infinita soledad

del futuro

donde silueta, sombra

y mascara

se difuminan en uno,

en ese amanecer

de espectros desconocidos.

Pippo Bunorrotri.

https://pippobunorrotri.com

PIENSO EN TI

Pienso en ti,

amor mio,

en ese instante

de mil suspiros

donde la emoción

cobra vida propia,

recorriendo

los poros de tu piel,

de mi piel,

terminando en el gemido

que se va en el sollozo

del gozo contenido,

tatuándose en la memoria,

que espera,

ese pequeño momento

del recuerdo.

Pienso en ti,

amor mio,

mientras escribo

esa sinfonía de estrofas,

de versos sin número,

que hablan de ti

y de mí,

en ese atardecer tranquilo

donde los pensamientos

ponen rumbo

a ese tiempo sin tiempo

de enérgicas fantasías.

Pippo Bunorrotri.

ESOS MIEDOS

En este momento oprimido

de miedos e incertidumbres,

el tiempo se desvanece

en la penumbra

de nuestras soledades,

desvaneciéndose el surrealismo

de nuestros días ventilados,

adentrándonos

en el desasosiego

de nuestros miedos,

donde nuestra libertad

ha sido detenida

por ladrona del tiempo,

por ese virus desquiciado,

juez invisible del ahora

despiadado campeador,

que lastima,

que impone reglas,

desterrándonos a una esquina

donde asustados vemos

el plúmbico día de espera

que no llega,

pero que se le espera,

para batir al juez invisible

con un viento nuevo

y un tiempo aprendido.

Pippo Bunorrotri.

https://pippobunorrotri.com

EL PIELAGO

En el piélago de mi mente,

donde he pasado agazapado

largos momentos secretos

envuelto en los silencios

del interminable tiempo del ahora,

surgen esas voces que perturban

a la conciencia solitaria,

que disfrazada de memoria

pretende representar

aquellos momentos

donde el entusiasmo

era la luz y el calor

de una vida que se disipaba

ante el desconocido entusiasmo

de mi secreta pasión,

esa en la que me sumergía

en el silencioso bosque

de mis sombras

para describir

las pasiones

de mis miedos.

Pippo Bunorrotri.

Inicio