LA HORA SILENCIOSA

La hora silenciosa

de mi soledad

el lento ritmo

de mis manos

renace un impulso

por el indefenso amante

de mi imaginación

escribiendo un poema

de encuentro

en el placer

de su forma.

Pippo Bunorrotri.

https//pippobunorrotri.com

EL DESPERTAR

A esa hora imprecisa

en que las tenues luces

del pausado amanecer

aparecen en el sosegado

pasmo de las horas,

la forma del tiempo

se convierte

en la fragancia

de unas sombras

que se enderezan

en los segundos

progresivos.

En el sobrio valle

del sueño que se desvanece,

la luz enrojece bocetando

el flemático contorno

de una ciudad que se irrita

ante el pasmado caos

que se asoma,

lento y disperso,

entre calles y avenidas,

entre edificios y sombras,

y el silencio

se resigna

a la hora

en que todo

toma vida.

Pippo Bunorrotri.

https//pippobunorrotri.com

SOLLOZOS DE POESÍA

Languidece mi alma

en la muerte

de un suspiro

mientras mi mirada

discierne las nubes

de un cielo que hondea

en el crepúsculo del alba,

flotando en la mente

los pensamientos agitados

con sus palabras mudas.

Me siento impasible

ante la escucha

de su silencio,

dejándome secuestrar

por la fantasía

de la imaginación

donde brilla una luz misteriosa

y una sinfonía clandestina

que te invita a bailar

mientras murmuras

los secretos de esta pasión

que me sumerge

en las entrañas

de los sentimientos

convirtiendo los pensamientos

en delirios de una poesía

que deja sollozos.

 

Pippo Bunorrotri.

https//pippobunorrotri.com

AMANECER (Acrostico)

AMANECER

Azul del mar se pinta el cielo

Mientras salgo del tren del sueño

Acariciando el viento los arboles

No viendo hojas que vuelan

Ensueño de un despertar

Cansado, voces escucha en la mañana

Embrujando los minutos de la hora

Resurgiendo la transparente luz del crepúsculo.

 

Pippo Bunorrotri.

SIN NOMBRE (Acrostico)

SIN NOMBRE

Solo en lo más alto del mundo

Intento gritar tu nombre

No me sale, se ha perdido en el recuerdo

 

Necesito gritar tu nombre

Oscurece la noche y no tengo ese nombre

Mudo grito en la espesura de la noche

Breves recuerdos acuden a la memoria

Recordando tú nombre

Entonces grito tu nombre deshaciendo la angustia.

 

Pippo Bunorrotri.

PANDEMIA 1 (Acrostico)

PANDEMIA

Prevenir el miedo que contagia tras

Agotadas mascaras que disimulan el sufrimiento

Noticias perturbadoras que deshacen ilusiones

Devolviéndonos a un pasado que no existe en el recuerdo

Estar alerta en las horas del tiempo, olvido no es, ya que

Miras en el perímetro de tu sombra que el descuido se acerque

Intentando sentimientos disimulados

A lo mejor así derrotas al doliente virus

 

Pippo Bunorrotri.

Quién ha robado el mes de abril

En texto y alma

¿Quién me ha robado el mes de abril?

Contestando a tu pregunta, Sabina:
Fue esta situación
en la que ya el consuelo es pisar el ascensor.
A veces, encerrada en mi cuarto,
la humedad de este frío comenzar de mes comparte colchón conmigo y el desamparo, más no con quien ansío. El corazón, lo guardo en el cajón para cuando pueda volver a compartirlo contigo.
El problema, efectivamente, es que la vida por la calle pasa,
mas no podemos pasar por ellas,
es mejor quedarse en casa.
Un hombre en traje gris, como estos días, va con las manos con guantes en los bolsillos a comprar lo indispensable. Pasa por debajo mi ventana y grita: “quién me ha robado el mes de abril, cómo pudo sucederme a mi”.

Las ausencias que duelen de verdad

Cómo pudo sucedernos a nosotros, que estábamos con nuestra rutina como siempre. Atentos a nimiedades, distraídos con el tengo que, llevados…

Ver la entrada original 328 palabras más

Mi primera muerte

Ideas al traste

Cuando muera,
lo advierto
no quiero lágrimas;
de esas ya tuve algunas en esta vida.
Quiero risas y bailes,
los que a veces me negué.
Desatinos, que a veces llamé certeros,
aunque a veces no lo fueron.
Locuras prudentes,
trazos bonitos
que solo fueron garabatos en un papel.
Y pensar que en el otro mundo
mi cabeza está al derecho.
Aunque allá los sueños también sean solo eso:
esperanza negra,
premios de consuelo
para los que viven con las nubes bajo los pies.

Ver la entrada original

Amadeo Sánchez, poema “Cuando esto Pase”

Siniestra del Aíre

Cuando esto pase

Cuando esto pase me anoto como prioridad
dar sentido a la simpleza que te brinda el mar
y las miradas sinceras.
Que sepáis que soy de esos, me gustan las personas,
Sus historias, sus enfados y bromas.
La montaña me tranquiliza, me deteriora el veneno
de la tele y sus noticias,
el ser humano es un mal ejemplo, mata y nos es compasivo,
espero que esto solo sea el tráiler y que, tras este paréntesis,
cuidemos la vida, sus océanos y animales.
Solo vivimos una puta vez, así que, ten por seguro que me saltaré
todas las reglas que me impide habitualmente las excusas,
las calles tendrán salidas, estarán llenas de misterio y curiosidad.
He luchado siempre, mil historias, mil maneras,
los que me conocen de cerca ya saben lo que mi ira y versos representa.

men-and-mountains-rockwell-kent (2)Rochwell Kent(1882-1917)

Ver la entrada original

View this post on Instagram Uno de los poemas que, a falta de serenatas, he oficiado para ella, evadiendo regalos como rosas y licuadoras en días de celebraciones amorosas de novios o de madres, porque aparte de pobre soy pichirre pero muy querendón. La fotografía es de mi teléfono. Abrazo para ustedes, a quienes mi corazón abarca también. #poema #poesia #poetavenezolano #literatura #amor #poetavenezolanoenGenova #venezolanosenelmundo RECUENTO POR SI HAY INVENTARIO Afeitado por cualquiera que tuviera una silla de barbería vestido en tiendas al servicio de la pobreza y el influjo de los abalorios la nariz buscando olores de cocina siempre en medio de la peste yo ni siquiera era una promesa de nada en las geométricas soledades calurosas cuando sin ninguna razón nos conocimos Me sentía un despojo de todas las batallas uno que estaba de regreso sin heroísmo ni ganancias un cruel campesino sin tierra ni semilla pegándole a su buey y con el modo de hablar de quien tartamudea escombros lo que significa que tú me has inventado Escribí poesía porque tú me dijiste que lo hacía elaboré cuentos porque tú me aseguraste que los inventaba me senté ante una máquina echando humo de espíritus porque me convenciste de que yo poseía uno y aunque no has comentado que soy un trabajador del corazón he pasado la vida dándole vueltas a eso de quererte sin que tu boca diga A post shared by José Pulido (@jose.pulido.777) on Feb 17, 2020 at 4:29am PST
//www.instagram.com/embed.js