EL AMOR

El amor es sordo.

El amor es mudo.

El amor es un ciego

que viste la tristeza

de la calima

de una alegría

que evapora

la pasión

de un deseo

que gotea.

El amor camina

en un horizonte

sin fronteras,

siendo un peregrino

lisiado por a fortuna

del malogro de un día,

que llora abrazado

a un sueño vencido.

El amor es un ciego

que vende abrazos

comprando besos,

buscando las caricias

de ese amado

perdido en el sueño.

El amor danza

en la luz del día,

baila solo

con el abrazo de dos

en la noche oscura,

contando los latidos

de un corazón

que siente

la emoción

del momento

de otro.

El amor es un grito

desgarrado en el viento

que hace que el poeta

quiebre su pensamiento

rebuscando en las palabras

la metáfora de su desgarro.

El amor quiebra historias

agitando palabras,

mientras huye el cariño

de una emoción

fragmentada

por el engaño

de un sentimiento.

El amor

pide caricias,

mendigando sonrisas.

El amor

se quiere

sin prisas.

Pippo Bunorrotri.

https://pippobunorrotri.com

AMO LA VIDA

Amo la vida

aunque

ni corazón quebró

con su grito

el ultimo lamento

del sueño inefable

del amor,

dejando tormento

en el monumento

de un recuerdo

alzado en la memoria.

Amo la vida

sin pedir consuelo

para mi dolor

que con el ungüento

de mis lagrimas

curo las heridas.

Pippo Bunorrotri

https://pippobunorrotri.com

LA QUIETUD

En la quietud

del tiempo,

se inicia

el viaje fúnebre

al infinito

donde la vida

navega, sin velas

en el mar

sin fronteras,

donde la mirada

anhelante y cicatera

pierde las siluetas

de las sombras

fantásticas

donde los colores

de la vida

vagan sobre las aguas

de un mar ondulado,

separa las hojas

de un calendario

sin números.

En la quietud

del tiempo

se inicia

el viaje fúnebre

al infinito

donde la luna refleja

una existencia

que se apaga

deseando

que la tranquilidad

de descanso

a los recuerdos

somnolientos

dejando sus pesares

en el lago sombrío

del olvido.

Pippo Bunorrotri.

https://pippobunorrotri.com

HAS MUERTO

Has muerto

en el silencio

de la noche,

y tú ausencia

camina cansada

en el vacío del día,

y yole pregunto

al abandona

¿Qué es lo que he perdido?

Ella responde, (la noche)

que la guía

de mi camino,

pues a partir del ahora

he de perderme

en la senda

de una vida vacía,

-contestole al abandono-

por la esencia

de su ruido.

Ella me susurra

(la ausencia)

que la añoranza,

errante regresara

en el frio invierno,

reclamando el calor

de un abrazo

que se ha perdido

en el suspiro

de unas palabras

mudas.

Pippo Bunorrotri.

https://pippobunorrotri.com

ESCONDÍ

Escondí mis lagrimas

en el gran teatro

de mi mente,

tras el telón griego

de mi pensamiento,

disfrazándolas

de tramoyistas,

pues no quería

que tu mirada se perdiera

en la escenografía

de la añoranza que duele,

pues no quería

ser víctima y agonía

de tú perdón

sin arrepentimiento,

pues no quería

que los latidos

del corazón dolido

se detuvieran en el silencio,

como cuando tú extraño

se quedó quieto

en la soledad del suspiro

sin adiós, ni momento;

porque tú te fuiste

dejándome

un destino ingrato.

Escondí mis lagrimas

en el teatrillo

del pensamiento

de mi mente,

donde se representa

la ópera, la fabula

o la pantomima

de esas añoranzas mías

que representan con signos,

con susurros y gritos

lo desleal e ingrato

del destino.

Escondí mis lagrimas

en el cuenco

de unas manos

que suplicaban

sollozos.

Pippo Bunorrotri.

https://pippobunorrotri.com

DESPUES DEL INVIERNO

Después del invierno

abra primavera

que con la fragancia

del aroma perfumado

de las rosas

de mayo,

te inspirara

nuevas sensaciones

que te transportaran

en el vuelo

de una golondrina

a ese verano

donde crecen

tus sonrisas

buscando

emociones.

Pippo Bunorrotri

https://pippobunorrotri.com

CAMINAMOS

Caminamos

de la mano

en los números

del calendario

y en las horas

de sus cuentas,

donde nos perdimos

sin retorno.

Tal vez, los minutos

se cansaron

de la espera,

en los aburridos

segundos

de una melancolía

que quería escribir

la historia

del gran amor

que no fue,

porque fue

un amor

que nunca nació,

porque fue

el espejismo

en la encrucijada

de nuestros caminos

que se encontraron

en un día

de melancolía.

Pippo Bunorrotri.

https://pippobunorrotri.com

LA NOCHE

La noche llega

en la penumbra

del atardecer plúmbico,

regalándome recuerdos,

y evocaciones ofreciéndome

palabras de delirio,

por la mirada encendida

de un amor

que se fue

en la madrugada

de un amanecer

llenos de silencio

dejando el sollozo

del corazón

en la almohada

y la soledad

de un deseo.

Pippo Bunorrotri.

https://pippobunorrotri.com

LA VIDA

La vida no es mas

que un gran teatro

donde se escenifican

las emociones,

teniendo como actores

a esos sentimientos

que corretean

en el escenario del tiempo

sin horas, llenas de segundos.

Cada día el telón se levanta

en el amanecer tranquilo

de una noche agitada

que se esconde tras el destello

encontrándose

realidad y sueño

en la platea de la duda

y la distancia sin lejanía,

una y otra batallan

por ese momento borrado

de la magia del día,

del encanto de la noche,

donde reina la locura

dejando en escena

el silencio de los gritos

de la realidad que llega

y los susurros del sueño

de la noche que se va.

Pippo Bunorrotri.

https://pippobunorrotri.com

CONTEMPLO

Contemplo

desde el pulpito

de la vanidad

ese punto distante

de mi mirada

que aparece,

asoma

y se oculta

en la falda

de un horizonte

borroso,

mientras

mi imaginación

se balancea

con las prisas

de una primavera

al otro lado

del invierno.

Pippo Bunorrotri.

https://pippobunorrotri.com

EL MAR

La mar muestra

el enojo, el enfado

de ese beso

del despertar

del amanecer

que se estira

sobre su tranquilo

horizonte,

mostrando sin pudor

el crujir

de sus olas

que juegan

con la espuma

de su furia

lanzándola

sobre el muro

de sus lamentos.

Pippo Bunorrotri

https://pippobunorrotri.com

INVIERNO

Contemplo este horizonte

que boceta un invierno desigual

de amaneceres envueltos

en un velo transparente,

de atardeceres tapados

con un sucio Zendale,

haciendo que

de los mofletes del cielo,

caigan desganadas

las lágrimas transparentes

olvidadas de la luna

y de las estrellas,

bañando al tiempo

que besa al mar

que acuna en su regazo

este invierno desigual,

con ese sabor

de nostalgia

y enfado

que me llena

de nostalgia

y añoranzas.

Pippo Bunorrotri

https://pippobunorrotri.com