NICOLAS Y VALENTINA

En el jardín la algarabia,

gran revuelo se siente

pues inocentes voces se escuchan,

que como mariposas

aletean de flor en flor,

llevando el polen

de sus fantasías.

Son las vocecitas de

Nicolás y Valentina

que con sus inocente ojos

hablan de su mundo de fantasía.

Sus cuerpecitos se balancean

dibujando extrañas figuras

en el lienzo de la brisa.

De sus pequeñas cabecitas

emergen travesuras sin par

llenas de candor infantil

que describen

su mundo de aventuras,

que como cometas vuelan

en el cielo de su abuela,

que todo le consiente,

ya que a ella

la trasladan a su infancia.

Nicolás y Valentina,

Valentina y Nicolás

son dos retratos de acuarela

que el jardín de su abuela

llenan de color, de amor, de fantasía,

siendo las relucientes estrellas

en la noche de su abuela, y

las luces de sus nublados días.

Son la tormenta de su tristeza

y el relámpago de su oscuridad,

que arrullan sus días grises, y

acarician en sus alegres días.

Sus voces querubines de alegría son.

Nicolás y Valentina,

Valentina y Nicolás

sois la sinfonía que

alegra mi corazón

de triste poeta,

y que sois la inspiración

de este inquieto escritor.

DEJAME

Deja que tu mirada hable,

que sea sincera y me diga

que no soy una desilusión,

una frustración en el tiempo.

Deja que tu sonrisa

invada mi espacio, y

llene de recuerdos

el bosque de mi memoria.

Deja que tus hermosos ojos

inunden de luz

el océano de mi vida,

la penumbra de este triste corazón.

Déjame custodiarte, mimarte,

escuchar tu voz en el amanecer,

y en el anochecer, para

que sea el faro que me guíe.

Déjame caminar a tu lado

que necesito la miel de tus labios,

necesito tus besos, no mas

para peregrinar por la senda de la felicidad.

Déjame escuchar el susurro

de lo que tu corazón siente

antes de que el olvido

llegue a nuestros días.

Déjame escucharlo una vez mas

para que cuando esto ocurra,

en el odioso día del olvido

pueda tener un trocito de ti, y un poquito de mi.

A TI INSPIRACIÓN

Tu que eres mi mayor inspiración

hablar de amor quiero,

pero no puedo.

Pues ante tu cálida mirada

mudas palabras

se atascan en mi garganta

mas yo bien se,

aunque decir no puedo.

A tu lado sentir, siento muy adentro

un remanso de paz, un júbilo,

una dicha indecible siento,

y también

agitación y deseo,

que razón de existir es.

Confesar tengo, mas gritar quiero,

que en mi tristeza

tu aroma me balancea, y

tu sonrisa es mi almohada.

De frente te miro siempre,

de soslayo a veces, y

a escondidas también,

emocionándome mi alma pues.

Me pierdo en el laberinto de tu mirada,

por tu oscilación me dejo llevar.

A tu lado la soledad

canto de sirena

se torna.

¿Qué importan los dilemas

si a tu lado, la existencia

en poema se muda?

Tu que eres mi mayor inspiración

hablar de amor quiero,

pero no puedo.

Por eso estos versos

de aprendiz de poeta

dejo.

SUEÑO

En el mundo de los sueños

un sueño yo soñé.

 

Soñé que cabalgaba

a lomos de un corcel blanco

a tu encuentro iba yo

como orgulloso jinete

y altivo galopaba

sobre el noble corcel,

a tu encuentro iba yo.

 

En ese sueño yo te encontré

tumbada sobre la arena de la playa

bajo los rayos del sol naciente,

tan radiante y hermosa

como el primer día

que mi mirada solitaria

se poso en tus curvas de mujer.

 

En ese sueño, soñé

que nuestros cuerpos desnudos

se entrelazaban

como ramas de un rosal,

nuestras manos perseguían

líneas infantas de pasión,

de felicidad.

 

En ese sueño, soñé

que me apretabas

con tú sonrisa y tú mirada,

con tu aroma de mujer,

al mirarte soñé

en cambiar el sueño

y convertirlo en realidad.

 

Pero los sueños, sueños son,

pues al alba

el sueño se desvaneció

y tu no estabas,

habías huido

como el viento,

a lomos del blanco corcel.

SOÑAR

Soñar despierto.

Soñar dormido.

Soñar en la noche

y en el atardecer.

Nunca dejes de soñar,

ya que soñar

es una hermosa quimera,

una efímera fantasía

en la que por un momento

te dejas llevar,

convirtiéndote al instante

en el mas loco de los cuerdos,

en príncipe o mendigo,

en caballero andante

de tu historia,

de tu destino.

No dejes de soñar

pues tu existencia,

en gran parte,

es albergar sueños y fantasías

para subsistir

en el caos del día a día.

INSOMNIO

En esta noche

de oscuro insomnio,

donde el desvelo

es una turbulenta galerna,

el sueño se ha quedado

encogido en un rincón.

Allí esta él

solitario y discreto

mientras los recuerdos,

las dudas,

la desgana

y el miedo

cabalgan desbocados

en la llanura de mi mente.

¡FELIZ NAVIDAD!

En esta navidades

tengo en mi mesa

como manjar

un poema, una prosa

aderezado con empíreo divino.

De entrante:

una palabra con brotes de soja

un pareado con hierbabuena

y una sonrisa de albahaca.

De primero:

un terceto con bacalao

un estrofa de pimientos

salteados con buen palique.

De segundo:

un soneto de codorniz

un romance de tomates

regados con un vino viejo.

De postre:

Un carro de sugerencias

de magnifica prosa

sin ritmo,

ni repetición,

ni periodicidad.

Todo acompañado

con exquisitas burbujas

de felicidad, y

sonrisas de amistad.

 

UNA FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO NUEVO A TODA LA COMUNIDAD DE WordPress. com. Y A LOS QUE REGULARMENTE SE PASAN POR ESTE HUMILDE PORTAL LES DESEO LO MEJOR PARA EL 2018.

NO DESEO

No deseo ser poeta

solo quiero ser

contador de lo que siento.

 

No deseo ser poeta

así que…

no me consideréis un poeta,

juzgadme como el hombre

que hilvana palabras.

 

No deseo ser poeta

solo soy…

el que le susurra

a los sentimientos.

Para que te hagan estremecer

y hacerte sentir más feliz.

 

No deseo ser poeta

porque soy feliz

escribiendo unos versos

y viéndote sonreír,

al verte sonreír

una nueva inspiración

invade mi claustro

de los pasos perdidos.

 

No deseo ser poeta

ni juglar, ni trovador,

quiero seguir viviendo

de fantasías,

en mi mundo de ilusión

mezclando rimas fáciles

sentimiento y corazón

 

No deseo ser poeta

solo quiero ser

contador de lo que siento.

UN BESO

¿Qué es un beso?…

Me preguntas.

 

Un beso es…

la clave que asocia las notas

en el pentagrama

de la sinfonía del sentido,

la nota diabólica

del corazón.

 

Un beso es…

el sonido de dos corazones

que cantan

el soneto del amor

 

Un beso es…

¡Déjate de tonterías!

Unamos nuestras bocas

y conocerás que es un beso.