DESESPERACION

En el luto de la noche

el despojo de un recuerdo muerto

teje el zendale

de las sombras del pasado

que moran en el abismo del olvido

surgiendo en el instante de hoy.

Su brillo el sol me niega

la luna su pálido rostro

gira en la oscuridad

y los tizones encendidos

de la esperanza

mis lagrimas extinguen.

¡Nada me importa ya!

Pues el desgarrado susurro

de la indiferencia

invade el interés por mi vida

disolviendo la esperanza

de que esta vida mía

se merece

una segunda oportunidad.

Todo para mí se ha agotado

en estas horas

que pasan como espectros

del tiempo

agitando el viento del olvido,

llenando el espacio

de suspiros, quejas y besos.

Breve es la vida

largo es el tiempo

de su ansia loca

que por ella corre,

y ahora

que la noche del silencio

se acerca a la vida,

los dos, vida y tiempo

se miran

con espanto y miedo.

NO PRETENDO… DEJAME

No pretendo ignorar tu sombra,

pero tampoco quiero ver tu rostro triste,

pues él, tú rostro de camelia

me llena de silencios solitarios.

Gorrión de alas abiertas,

en que cielo puedo hallarte,

o en ese mar, en el que escondido,

la tibieza de esta tarde, tu recuerdo.

No canto, no sonrió, no sollozo,

pero respiro soledades de recuerdo.

Soy los ojos del viento

navegando en la distancia,

negando la lluvia, el sol

y la existencia.

¡Tú!, no puedes irte

aunque tu velo se pierda!

Pues detrás de tus alas,

te perseguirá mi verso,

mi poema de suspiro,

y mi prosa de sentimiento

Tu sangre inundo mis venas,

tu cielo dibujo mi nube,

tu luz resplandeciente

ilumina mi noche.

Yo te amé en el pasado

en el presente, y el futuro

Tu piel y la mía,

dibujaron un historia de suspiros,

en mi alma gravaste tus ojos.

esos  ojos de una luz especial.

Soy un tenor y tú una mesosoprano

en el concierto de la vida.

Somos gorriones del alma

danzando en los sueños,

somos espuma del olvido,

somos ecos de una vida

cosechando amor en el aire.

Por eso, solamente por eso,

déjame que te acompañe.

Quiero tomarte de la mano

para que juntos podamos recorrer

este nuevo camino de la vida

donde la pasión es tranquila

y los recuerdos se escriben

en la hoja del olvido.

Tú tienes temores y miedos

también yo tengo los míos.

De que nos sirven decir palabras sinceras,

si tenemos ciega el alma,

y los sentimientos heridos,

¿de qué sirve esperar una respuesta, que nunca llega?

Hoy, he decidido escribir estas letras

para entretener el silencio de la noche,

y viajando junto a ellas,

poder alcanzar el origen de la nada.

Por fin,

Logro ocultarme tras mi sombra apagada,

consiguiendo oír el latido de mi corazón

convirtiéndolo en mensajero de mis sueños.

Nadie ya podrá ocupar una parte de el

pues tú lo tienes en su totalidad.

No pretendo…

solo déjame

escribir estos versos

de lo que siento

Déjame

Darte las gracias, por tu amistad,

tu ayuda para encontrar el camino

que conduce a la puerta de la dicha.

Déjame,

que te regale estas mis palabras

llenas de fragancia de

margaritas, violetas y jazmines.

Déjame,

que te regale estos versos sentidos,

que es un poema con tu nombre

para que lo lleves en tu corazón prendido.

No pretendo ignorar tu sombra,

pero tampoco quiero ver tu rostro triste,

pues él, tú rostro de camelia

me llena de silencios solitarios.

Gorrión de alas abiertas,

en que cielo puedo hallarte,

o en ese mar, en el que escondido,

la tibieza de esta tarde, tu recuerdo.

No canto, no sonrió, no sollozo,

pero respiro soledades de recuerdo.

Soy los ojos del viento

navegando en la distancia,

negando la lluvia, el sol

y la existencia.

¡Tú!, no puedes irte

aunque tu velo se pierda!

Pues detrás de tus alas,

te perseguirá mi verso,

mi poema de suspiro,

y mi prosa de sentimiento

Tu sangre inundo mis venas,

tu cielo dibujo mi nube,

tu luz resplandeciente

ilumina mi noche.

Yo te amé en el pasado

en el presente, y el futuro

Tu piel y la mía,

dibujaron un historia de suspiros,

en mi alma gravaste tus ojos.

esos  ojos de una luz especial.

Soy un tenor y tú una mesosoprano

en el concierto de la vida.

Somos gorriones del alma

danzando en los sueños,

somos espuma del olvido,

somos ecos de una vida

cosechando amor en el aire.

Por eso, solamente por eso,

déjame que te acompañe.

Quiero tomarte de la mano

para que juntos podamos recorrer

este nuevo camino de la vida

donde la pasión es tranquila

y los recuerdos se escriben

en la hoja del olvido.

Tú tienes temores y miedos

también yo tengo los míos.

De que nos sirven decir palabras sinceras,

si tenemos ciega el alma,

y los sentimientos heridos,

¿de qué sirve esperar una respuesta, que nunca llega?

Hoy, he decidido escribir estas letras

para entretener el silencio de la noche,

y viajando junto a ellas,

poder alcanzar el origen de la nada.

Por fin,

Logro ocultarme tras mi sombra apagada,

consiguiendo oír el latido de mi corazón

convirtiéndolo en mensajero de mis sueños.

Nadie ya podrá ocupar una parte de el

pues tú lo tienes en su totalidad.

No pretendo…

solo déjame

escribir estos versos

de lo que siento

Déjame

Darte las gracias, por tu amistad,

tu ayuda para encontrar el camino

que conduce a la puerta de la dicha.

Déjame,

que te regale estas mis palabras

llenas de fragancia de

margaritas, violetas y jazmines.

Déjame,

que te regale estos versos sentidos,

que es un poema con tu nombre

para que lo lleves en tu corazón prendido.

No pretendo ignorar tu sombra,

pero tampoco quiero ver tu rostro triste,

pues él, tú rostro de camelia

me llena de silencios solitarios.

Gorrión de alas abiertas,

en que cielo puedo hallarte,

o en ese mar, en el que escondido,

la tibieza de esta tarde, tu recuerdo.

No canto, no sonrió, no sollozo,

pero respiro soledades de recuerdo.

Soy los ojos del viento

navegando en la distancia,

negando la lluvia, el sol

y la existencia.

¡Tú!, no puedes irte

aunque tu velo se pierda!

Pues detrás de tus alas,

te perseguirá mi verso,

mi poema de suspiro,

y mi prosa de sentimiento

Tu sangre inundo mis venas,

tu cielo dibujo mi nube,

tu luz resplandeciente

ilumina mi noche.

Yo te amé en el pasado

en el presente, y el futuro

Tu piel y la mía,

dibujaron un historia de suspiros,

en mi alma gravaste tus ojos.

esos  ojos de una luz especial.

Soy un tenor y tú una mesosoprano

en el concierto de la vida.

Somos gorriones del alma

danzando en los sueños,

somos espuma del olvido,

somos ecos de una vida

cosechando amor en el aire.

Por eso, solamente por eso,

déjame que te acompañe.

Quiero tomarte de la mano

para que juntos podamos recorrer

este nuevo camino de la vida

donde la pasión es tranquila

y los recuerdos se escriben

en la hoja del olvido.

Tú tienes temores y miedos

también yo tengo los míos.

De que nos sirven decir palabras sinceras,

si tenemos ciega el alma,

y los sentimientos heridos,

¿de qué sirve esperar una respuesta, que nunca llega?

Hoy, he decidido escribir estas letras

para entretener el silencio de la noche,

y viajando junto a ellas,

poder alcanzar el origen de la nada.

Por fin,

Logro ocultarme tras mi sombra apagada,

consiguiendo oír el latido de mi corazón

convirtiéndolo en mensajero de mis sueños.

Nadie ya podrá ocupar una parte de el

pues tú lo tienes en su totalidad.

No pretendo…

solo déjame

escribir estos versos

de lo que siento

Déjame

Darte las gracias, por tu amistad,

tu ayuda para encontrar el camino

que conduce a la puerta de la dicha.

Déjame,

que te regale estas mis palabras

llenas de fragancia de

margaritas, violetas y jazmines.

Déjame,

que te regale estos versos sentidos,

que es un poema con tu nombre

para que lo lleves en tu corazón prendido.

 

NO ME ARREPIENTO

Resultado de imagen de IMAGENES SURREALISTAS DE NO ME ARREPIENTO

He vivido mi infancia,

mi juventud, mi madurez

que se han perdido

en la apatía de la vida.

Sin embargo no me arrepiento.

No me arrepiento de ninguna

de las decisiones

que he tomado en mi vida

y que han forjado mi destino.

No me arrepiento de nada de nada

No me arrepiento

de las sonrisas habidas,

de las lagrimas derramadas,

de las alegrías perdidas, olvidadas en el recuerdo.

No me arrepiento

de las tristezas de los días,

ni de las palabras baldías

necias susurradas.

No me arrepiento

de los silencios habidos,

de las huidas intempestivas,

de la soledad dolida.

No me arrepiento

de los amores con pasión

ni de los que fueron pasión de un instante

ilusión de un momento.

¡Sí. No me arrepiento.

A pesar del azote del tiempo

que cicatrices deja en los años

esperando la tranquila muerte

del navegante del tiempo.

Todo eso ya paso

ya solo es una flor marchita,

y sus pétalos

la mano de un viejo poeta

los recoge para coserlos

en la libreta de sus versos

que versos son

del poema de una vida.

No me arrepiento

aunque…

la infancia, la juventud, la madurez,

se hayan perdido

en los indolentes días del pasado,

ya que en el presente

solo son los poemas

de un viejo poeta

que añora el pasado.

He vivido mi infancia,

mi juventud, mi madurez

que se han perdido

en la apatía de la vida.

Sin embargo no me arrepiento.

No me arrepiento de ninguna

de las decisiones

que he tomado en mi vida

y que han forjado mi destino.

No me arrepiento de nada de nada

No me arrepiento

de las sonrisas habidas,

de las lagrimas derramadas,

de las alegrías perdidas, olvidadas en el recuerdo.

No me arrepiento

de las tristezas de los días,

ni de las palabras baldías

necias susurradas.

No me arrepiento

de los silencios habidos,

de las huidas intempestivas,

de la soledad dolida.

No me arrepiento

de los amores con pasión

ni de los que fueron pasión de un instante

ilusión de un momento.

¡Sí. No me arrepiento.

A pesar del azote del tiempo

que cicatrices deja en los años

esperando la tranquila muerte

del navegante del tiempo.

Todo eso ya paso

ya solo es una flor marchita,

y sus pétalos

la mano de un viejo poeta

los recoge para coserlos

en la libreta de sus versos

que versos son

del poema de una vida.

No me arrepiento

aunque…

la infancia, la juventud, la madurez,

se hayan perdido

en los indolentes días del pasado,

ya que en el presente

solo son los poemas

de un viejo poeta

que añora el pasado.

 

TÚ AUSENCIA

Que sombrío es el momento

de tu ausencia.

Que desasosiego

cuenta las horas del reloj

del tiempo de tu ausencia.

Que confuso es el tiempo

en que la sombra

de tu presencia

solo es una indefinida evocación.

Cuando tu rostro flota

en el viento del recuerdo

la penumbra de la noche

se precipita sobre mi alma

y no hay crepúsculo

que calme mi corazón.

En tú ausencia

navego en tus recuerdos

esperando que la memoria

me bañe con su mágica luz

esperando tu regreso.

POETA

Solo estoy en la noche,

solo con mi yo,

escuchando el silencio del mar

y como concubinas diligentes

acuden a mi reclamo

los versos agitados, encendidos

queridos y sentidos

de la sonora batalla

del día a día

de este poeta del tiempo

sin tiempo.

En la noche galopan las palabras

y en el campo de batalla de la mente

centurias de estrofas se forman

mientras en los vientos rotos

de la imaginación,

los versos dejan

su quebrada huella.

Y cuando las sombras

en la noche se pierden

el poeta suspira

un poema sin nombre.

POLITICOS

Esos anacoretas que diseñan destinos,

que siembran dudas

en los campos del mundo

con sus discursos retóricos y sentenciosos

llenos de palabras huecas

que vuelan en el globo de su pensamiento

que en el intelecto de otros

incertidumbre crean.

Son maestros de la adulación con la mentira

que tras las mascaras de la verdad esconden

una realidad distinta

a las que sus palabras pintan,

mas ellos no se inmutan

pues esperan que la razón les asista,

mas cuando esta se muestra

y su equivocación refleja

en sus cuevas se acurrucan

negando la mayor

 escudándose en el contrario

proclamando su inocencia.

El mundo gobierna

desde el cubículo del partido,

donde el desencanto es su religión,

aunque dicen que al pueblo protegen

de su desilusión,

mas este confundido se siente

y sus desdichas en el tiempo corren

mientras ellos con la verdad mienten

apelando a que el pueblo

con una papeleta elija

ilusión y esperanza,

aunque estos

solo quieren un político

que no les mienta.

El político es un cenobita

que con su sonrisa eterna

cautiva a un pueblo

embutido en su ego,

que con falsas promesas

sus secretas intenciones impone

aunque para ello

tenga que aliarse

con el corruptos y sinvergüenzas

y hasta con el mismísimo diablo

sin dudar de su  honorabilidad

de político que defiende lo ajeno

y que es un gran demócrata.

EL LECTOR

Ese vago espíritu

cuya existencia es incierta

que deambula

en el desierto de las letras,

de las palabras con sombra,

que en la mente del escritor

es un fantasma que le inquieta,

aunque sus libros los conectan

haciendo que se emocione

o que lo ignore

en el olvido de un rincón,

mas a los dos; espíritu y escritor,

los conmueve

por distintas razones.

El escritor escribe

en la proclive irritación

de la soledad

del silencio de su mente

con pasión y dolor

casando palabras

que conjuguen un historia

de amor o terror

con la esperanza

de que el vago espíritu

encuentre una ilusión

en las tinieblas de sus letras.

Le lector socava

el alma del escritor

buscando la culpa

el regodeo de un desengaño,

la estupidez, el error,

y como menesterosos de la vida

alimenta sus miedos

complaciendo al desasosiego

de su ego de lector.

Ese vago espíritu

es terco con las preposiciones,

con los adjetivos se crece,

con las conjunciones baila

con las palabras viaja

en el sueño del escritor.

El lector alimenta su mente

con la imaginación del escritor

que describe una historia de pasión,

su opinión va construyendo

leyendo la fantasía

de la figuración del autor,

lagrimas derrama de emoción

cuando un capitulo completa

y codicia la continuación,

y de pesares llena su corazón

cuando lo que lee

es un sin dios.

Ese vago espíritu,

que es el lector,

es un gran mentor

cuando lo que lee

le colma de satisfacción

y agradece al escritor

el tiempo de una ilusión

que le aleja de su desdicha

y le deja una reflexión.

EL DESTINO

El destino escrito esta

en las hojas transparentes del viento,

en las olas del mar,

que va de acá para allá,

que tiene un principio

y también un final.

Ese diario escrito

donde están los sueños inacabados

y los sueños realizados,

donde solo un protagonista

recita el monologo

de su juicio turbulento.

Ese diario escrito

donde las prisas corren

las sonrisas se congelan en el tiempo

y los huecos

entre alegrías y tristezas

las llenan palabras vacías.

Ese diario escrito

donde los segundos cuentan

instantes olvidados,

donde los minutos

son renglones escritos

con jeroglíficos

que ni dios entiende

y el azar rescata.

Ese diario escrito

donde las mentiras son verdad,

y la verdad mentira,

y entre las dos componen

los versos de una vida

de mascaras

y antruejo.

Ese diario escrito

donde los días se sortean

las semanas son pesadas

los meses se sufren

y los años se pierden

en el laberinto

de la desgana.

Ese diario escrito

donde nadie busca nada

y todos lo quieren encontrar,

donde esta lo que tiene que estar

pues la suerte y el esfuerzo,

de cada uno,

hacen de un destino escrito

lo que el poeta

dice en estos versos

del destino de cada cual.

 

 

 

PARA TI EXTRAÑO QUE ESTAS AHI

Un poema dedicado a todos los seguidores de este blog de susurros y silencios. Gracias por leer mis post y los versos de este aprendiz de poeta, que en la escritura ha encontrado su sueño de expresar lo que siento y en la poesía la sinfonía de unos sentimientos.

GRACIAS, GRACIAS, DE CORAZÓN Y UN SINCERO ABRAZO

PIPPO BUNORROTRI.

 

Tu extraño

que deambulas

en las sombras de las palabras,

en el silencio de las noches

y en las alegrías del día.

Tu eres  la  luciérnaga

que ilumina mis noches sombrías,

el manantial cuando me invade la sed,

el horizonte claro en mis oscuros atardeceres,

eres lo mejor que ha llegado a mi vida

Me das paz con solo escucharte,

serenidad y confianza

para afrontar el día a día.

Eres el amigo extraño que me anima

te conocí en el patio de la casualidad

donde el destino nos ha empujado un día.

Eres todo lo que siempre he anhelado tener,

conoces lo que pienso, lo que siento,

lo que sufro y como puedo reaccionar.

Por eso quiero agradecerte,

tu sinceridad silenciosa

y los susurros de tu mente.

Puedes contar conmigo,

que desde aquí,

sentado detrás de un ordenador,

mi amistad será verdadera

que siempre tendrás

a un amigo para contarle

lo bueno y malo

mi querido extraño.

Quiero terminar

diciéndote Gracias,

solo por estar,

y por haberte conocido.

NOS AMAMOS

En las sombras del apacible lago

de nuestras pasiones,

en la isla coralina

de nuestro tiempo invertido

el velero de nuestro amor

se desliza con mesura.

 

Brillan tus ojos, amada mia,

como el día

mas fulgurante del universo,

la corriente de nuestro deseo

fluye transparente en nuestro cielo

como agua cristalina.

 

Cuando el crepúsculo del día muere

y la luna deslumbrante surge,

regresamos al hogar de las desdichas

cubiertos con los pétalos

de la felicidad

y la dicha.

 

Tus ojos brillan como zafiros

tu piel huele a jazmín

tu sonrisa es sinfonía

pues hemos vivido

el instante de un sueño.

 

¡Oh amor mio!

recuerdas

ese presente pasado

en que nos habíamos amado.

 

Ahora el frío ha congelado

nuestro lago de pasiones

y la isla de nuestro tiempo

luce un blanco inmaculado

y junto al fuego invernal

nuestros hijos dormitan y sueñan

en su isla de deseo.

 

Sin embargo,

en nuestro sueño

del ayer, en el hoy

el velero de nuestro amor

aun se desliza en el lago de pasiones.

 

Escucha el sonido

del viento

en sus velas

 

¡Oh amor mio!

con que pasión nos amamos,

con que vehemencia nos besamos.

 

En nuestros oídos

de viejos enamorados

aun escuchamos el crepitar

de aquella pasión

de aquel deseo determinado.

 

Amor mio

recordemos que en el pasado

algún día fuimos felices

que algún día nos amamos

con pasión y sin reparo.