QUIERO DORMIR A TU LADO

Quiero dormir a tu lado

desnudos los dos,

nuestros cuerpos pegados

nuestras manos dibujando

figuras surrealistas

que nacen del puro instinto,

nuestros sexos acoplados

como engranaje de un solo ser,

saboreando la miel de tus labios.

Quiero dormir abrazado

sintiendo nuestra respiración

susurrando suspiros de amor

sin palabras que nos distraigan

sin miradas de reproche,

ni de preocupación,

tensos y sudados

estremeciendo en cada movimiento

consumidos por el fuego de la pasión.

Quiero dormir pecado

acariciando tu piel

estirando la noche

hasta morir en un sueño

recorriendo sin descanso

los montículos de tu cuerpo.

Quiero dormir empapándome

del aroma de tu piel

mientras acarició

tus muslos

tus caderas

tus nalgas

tus pechos

tus piernas

tus pies

tus brazos

tus manos

tus mejillas

tus orejas

tu nariz

tu boca

tu cuello,

beberme tus lagrimas

y ante tu monte de Venus

pedirte perdón

por querer que solo seas mía

esta noche

que quiero dormir a tu lado.

LA ENIGMÁTICA DAMA, LA SEMANA

Ella, la enigmática dama

del tren del tiempo descendió

y en la penumbra del anden

de una vieja estación

su sombra dibujo.

 

Me acuerdo bien

que eso sucedió un Lunes

porque es el día

en que los niños lloran

sin saber por qué…

o tal vez presienten la rutina.

 

El Martes me la encontré

leyendo un libro de versos

de no sé quién,

una sonrisa picara me lanzo,

como si fuera el destello de un faro

a un barco a la deriva,

me saludo con la mano

y siguió con su lectura.

 

El Miércoles, embutida en su traje

a mi lado paso

distraída y pensativa

en sus cosas del ayer

y del hoy

pues el mañana

hilvanando había dejado

 

El Jueves, solo su sombra puede ver

pues apresurada caminaba

hacia el desdén,

desapareciendo en la esquina

de la rúa cansada.

 

El Viernes, alegre la vi

llena de ilusiones,

de deseos, de pasiones,

que dibujando estaba

en la sábana blanca de la esperanza

de que los sueños

tal vez se cumpliesen.

 

El Sábado, de la espera inquieta

desinhibida y contenta,

pues ella sin maquillar estaba

dispuesta a quemar su estima,

a olvidarse de su vergüenza,

mas la espera desespera.

 

Al Domingo espero

para escribir en su diario,

en su blog de palabras al viento,

lo que le aconteció

pero el domingo no llego

y en su sofá permaneció

contando sus penas

al retrato del tiempo.

LLORAR

Llorar sin consuelo

Llorar al instante

Llorar a destiempo

Llorar de pena

Llorar de dolor

Llorar sin motivo

Llorar sin compasión

Llorar de lamento…

A menudo lloras por el bien llorar

o quieres llorar y lagrimas te quedan

mientras tu corazón por dentro se rompe

llorando en silencio.

En un mar de lágrimas

te despiertas, y te sumerges

nadando a la deriva

queriendo ahogar la desdicha…

o tu dicha.

El caso es llorarlo todo

pero llorarlo bien.

TÚ MIRADA

La mirada de tus ojos

han envuelto mi corazón

en un mato de terciopelo,

que dulzura es.

 

En el teatro de la vida

tú eres la aurora boreal

segura, precisa

y nocturna.

 

El tiempo vivido

solo es un lejano recuerdo

porque tu mirada

no estaba en el.

 

Hojas que el viento lleva

escarcha del roció de la noche,

sonrisas distraídas e inquietas,

barcos cargados de sueños,

cazador de pasiones furtivas,

días grises, noches oscuras,

así era mi vida

antes que tú mirada

atrapara mi corazón.

 

Aromas que nacen

en el despertar del día

que en la noche se traban,

como el día depende de la ilusión

mi mundo, mi tiempo

dependen de tu mirada

pura y sincera,

que elixir de la existencia

es de este aprendiz de poeta.

TE FUISTE EN EL TIEMPO

Te fuiste hace tiempo,

en aquella noche

en que tu nieto contaba estrellas,

mirándolo alucinada

acariciando su rostro

con la música de su nana,

llevándote mis recuerdos.

Hoy tu nieto,

en la noche,

desconcha estrellas

para su hijo

y yo en mis noches

deshilacho historias

de los arcano

de los sueños,

de un mundo macilento

donde hay puertas

pero no llaves,

donde hay dolor

pero no lagrimas,

de un mundo donde los recuerdos

son historias inventadas.

Te fuiste en aquella noche

en que tu nieto contaba estrellas

y hoy tú hijo

a su nieto escribe

cuentos, historia, versos

del recuerdo de su madre

y de su hijo soñador

en un mundo

donde los recuerdos

no eran sueños,

los sueños eran

las historias que su madre

le contaba al niño soñador

que en abuelo se convirtió

recordando a su madre

que lo engendro.

Algún día

ese niño que fue,

ese abuelo que es,

también se ira

dejándole a su nieto recuerdos

y llevándose la sonrisa

del niño que una noche

contaba estrellas.

BUSCO LA INFANCIA

Busco la infancia

en los recuerdos

de unas vidas pasadas,

de unos momentos del ayer lejano

que son borrosos recuerdos de familia,

y encuentro a un niño enteco

comido por la carcoma del olvido

en el fondo del viejo baúl

entre hombres vestidos con un uniforme

de una guerra de locos

a donde fueron

indecisos y sin convicción,

y el niño con traje de primera comunión

que de fraile dominico es

empapado en incienso y cera,

en esa eternidad inmune

que tiene la fotografía.

Ahogo en el silencio

la inerte sonrisa

de aquel día del pasado,

con cara de bobo y contento.

Entre la neblina de los recuerdos

y una lagrima espontánea,

busco la infancia

de un niño tímido

encerrado en su silencio,

en el colegio,

que un día, asombrado descubrió

la adolescencia

cuando una mujer lo desnudo

entre versos de Garcilaso de la Vega

y las capitales de Europa.

Allí se perdió

la infancia del niño

y nació un hombre

para engañar a la luna

y escribir su destino

en el mar y en las estrellas.

Busco la infancia

en los recuerdos de un hombre

que a abuelo llego

luchando con su casualidad

y ahora que la venció

quisiera ser niño

para escribir el principio

de la historia de su destino.

OSCURO POETA

Oscuro poeta

el rostro de una ninfa

no te deja dormir,

bailas con ella

y con ella tejes versos

del destino de los mortales.

Te obsesiona.

Oscuro poeta

yo te digo

que tu obsesión

es un sin vivir,

ya que los mortales

sus propios sonetos

del destino componen.

Oscuro poeta

la vida se agita,

la ciudad ruge

y el cielo se rasga

con sus truenos y relámpagos

mientras tú, poeta,

con tu pluma rasgas el papel

donde el corazón sangra.

Oscuro poeta

en este mundo

de ritmo, sonetos,

estrofas y versos,

tu cabalgas

con la caballera al viento

montado sobre esa yegua desbocada,

que poesía se llama,

buscando la rima perfecta…

y la imperfecta

de ese verso Serventesio

del destino de los mortales

donde todo necio

confunde

valor con precio.

MISTERIOSA MASCARA

He soñado tanto contigo

que tú realidad

ya solo es una macara…

una máscara silenciosa y misteriosa.

He soñado tanto contigo

que he visto y sentido

como mis manos

tu cintura atrapaban

que mis besos

tus labios rozaban

a la vez que un te quiero

nace de tu boca.

He soñado tanto contigo

que mi voz musitaba

a la sombra de tu recuerdo,

que mis brazos

tu sombra abrazan

sin saber si es tu cuerpo

o si es la máscara

de tu recuerdo…

La realidad

es tan relativa,

tan subjetiva,

en la inconsciencia de la mente.

He soñado tanto contigo

que ya no quiero despertar

de esa danza de la inconsciencia

donde solo pinto el retrato de tu presencia,

donde la yema de mis dedos

perfilan esos labios del primer beso,

ese rostro de constante sonrisa

y mirada perdida en el horizonte…

Es una obsesión continua

que en tu sombra me transforma,

que mas una chifladura de poeta parece,

que singladura del sentir.

He soñado tanto contigo

que durante días y años

he hablado y caminado,

sonreído, corrido y acostado,

con la sombra de tu fantasma

que ya soy un fantasma

entre los fantasmas

de mis sueños.

He soñado tanto contigo

que soy esa máscara en la sombra

que alegremente camina por la vida

buscando la máscara de tu sombra.

LO PERDIDO

En la penumbra de la tarde

el viento grita con angustia

atrayendo las sombras de la noche

donde espero al apocado recuerdo.

Ese recuerdo

que con otro viento se marcho,

que como el fuego se apago.

Hace tiempo que de eso paso,

pero este viento hoy lo empuja

al presente del ayer.

La angustia de su grito

en las sombras de la noche

impaciencia deja

llena de sin razón.

Pues de un lugar viene

Donde los sueños,

lenguas de fuego son

que corren por la ladera del ayer,

que sueños son.

Ese tímido recuerdo,

que esperaba,

ya está aquí

en la noche coronada

por la luna llena,

de pálido rostro

y mirada silenciosa,

ya está aquí

lo que había desaparecido

qué perdido estaba,

y en esta coronada oscuridad

lo he vuelto a encontrar

en el sueño

de la noche.

GRITAR

Grita la calle indignación

gritos de dolor

sentimientos son

de desazón,

de abandono

y presunción de la razón,

pues la sin razón no grita

solo se aplica

queriendo tener razón.

Grita la calle indignación

a unos políticos

que viven recogidos

en su absurda decisión

de no escuchar la desazón

de la calle

que grita su dolor.

QUISIERA

Quisiera ser gaviota

para volar sobre tus sueños.

Quisiera ser paloma

para llevarme tus besos.

Quisiera ser agua cristalina

para lavar tu rostro.

Quisiera ser la sabana de tu cama

que en las noches tu desnudo cuerpo cubre.

Quisiera ser velero

para surcar los pliegues de tu piel.

Quisiera ser el susurro de tu silencio

y solo soy esa duda permanente.