De enfados y silencios

Reve Cossue - Encadenado a mis palabras

Te enfadas conmigo

cuando más deseo tus palabras

porque las guerras no se ganan

si no se comienzan.

Te aprieta el estómago

cuando no llevas la razón

y aunque necesitas tenerla

en este universo no siempre se logra.

Y si tu contrincante es

por defecto de la naturaleza mejor

no hagas bajar a la montaña

escálala.

Sellas tu silencio

como una sociedad organizada

pero no te garantiza

que obtengas una bandera de paz.

Ver la entrada original

Anuncios

Retrato de una Dama • T. S. Eliot

BAP

Has incurrido en –
fornicación: pero fue en otro país,
y, además, la perra ha muerto.
El judío de Malta

I

Entre el humo y la niebla de una tarde de diciembre
tienes la escena ya preparada – como siempre –
con ‘Reservé esta tarde para usted’;
y cuatro velas en la oscuridad,
cuatro aros de luz en el cielo raso,
como en la tumba de Julieta
lista para hablar de lo que no se dice.
Hemos oído al polaco, digamos,
transmitir Preludios a través de pelo y dedos.
‘Tan íntimo este Chopin que su alma acaso
podría resucitar para los nuestros,
los dos o tres que no tocarían el brote
que se cuestiona en la sala de concierto’.
– Y la charla se desliza entre
veleidades y selectos pesares
por gráciles tonos de violín
mezclados con otras cornetas
y así comienza.
‘Usted no sabe cuánto valen mis amigos,
ni…

Ver la entrada original 1.633 palabras más

Bajo una bóveda gris y silenciosa

Zumo de Profano

Bajo los brotes de lagrimas
ejerce la risa sus arreglos
cuando la noche ha caído
la arena alfombra los recuerdos.
Queda lejos el momento
en que degollaremos el invierno
para beber su esencia
impasibles ante el desaliento
de la escarcha matutina.
Pero por tu espalda, es posible,
que el frío sea el sabueso
que de arriba hasta abajo
exorcice al embaucador
¡lejos de cualquier encantamiento!
Mostrando su última carta
en vano invocará a Dios
para que ningún conflictivo adversario
se apodere de tu cuerpo.

Ver la entrada original

Relato#151: La deuda y la enfermedad (creación propia)

El Vickablog

Nota de la autora: El presente poema fue publicado en Steemit el 23 de junio de 2019.


pexels-photo Fotografía de Gerd Altmann en Pexels.

Deuda y enfermedad

grandes enemigas del hombre son;

ambas te ahogan en un río de lamentos,

desesperación

 y tormentos.

.-.-.-.-.

Tener a ambas en la vida

es muerte cantada

para su portador;

es suicidio seguro,

es el anhelo de no haber nacido.

.-.-.-.-.

Ambas son evitables

si se es prudente,

o se trata de serlo

lo más humanamente posible.

.-.-.-.-.

Evitarlas te ahorra tragedia,

sufrimiento,

desesperación.

Evitarlas te trae la paz,

la serenidad

y la tranquilidad.

Evitarlas te hace libre.

Ver la entrada original

Nocturno

Gallego Rey

Alojado en el vientre de la noche
me protejo del paso de las horas
tristes que transcurren por el día.
No creo en su oscuridad como presagio
del mal, porque en su deshabitada amplitud
todo amigo es visible; toda compañía
un manantial de gestos cómplices,
y no hay sombras que me atormenten
agazapadas tras la luz cegadora
del embuste diurno. Hay una noche
especial para cada ser, donde se siembra
lo que cada uno cosecha de si mismo, y yo
en mi noche soy de raíz honda plantado
a espaldas de la muerte, como un niño
que se imagina perenne en los brazos
del universo, ajeno a las aristas del azar.
Y en ella respiro, henchido de gozo.

©Gallego Rey

Ver la entrada original

Mi color

Poesía en la red

azul

Cuando me siento sosegada
con la mente en reposo
me invade el azul de la tarde,
el azul del mar que devora
el horizonte tragándose el cielo.
Me invade el azul de tus ojos
y me invades tú.
Cuando contemplo el azul
lo veo a él, respiro mejor,
me ayuda a meditar
y pienso que el mundo es azul,
es energía, es armonía,
es calma, es paz.
Lo que me queda por vivir
quiero seguir pensando en azul:
el mar limpiará mis tristezas,
el cielo hará realidad mis sueños,
y tus ojos…ay tus ojos.
¡Pienso en azul
y me siento libre!

26/5/19 Inés Díaz Rengel

Inés Mª Díaz Rengel, nací en San Juan del Puerto, el 15/05/1946. Viví mi infancia en el campo (La Alquería). Mi juventud en San Juan del Puerto y a los 17 años me vine definitivamente a Huelva.
Hoy vuelo como el Alicanto, libre. El revolotear…

Ver la entrada original 151 palabras más

Tu voz

Enviados para más

Iba el amigo cantando alegre por la
ciudad,

¿a quién cantas con euforia y sentimiento de bondad?

_

Ibas cantando como loco de amor,

con notas que abrazan el alma y olvidan
el dolor,

con ritmo alegre que me invitaban a
soñar,

cuando atento escuchaba tu peculiar forma de cantar.

_

Ibas con los brazos abiertos, propicios
al corazón,

que entregabas el alma en cada canción.

_

¿Dime a quién cantas con tanta pasión?

¿Quién ha merecido tu grata devoción?

_

—Canto alegre porque vivo en el amor,

También canto triste cuando lejos de él estoy,

Él ha encendido en mí la llama del amor,

mi amado en el sagrario escucha mi clamor.

_

—Vive también en el cielo de tu mirada,

Y en el mar de tus deseos,

Vive en la serenidad de tus noches,

Vive allí para ti, vive allí por mí.

_

Iba el amigo cantando alegre…

Ver la entrada original 26 palabras más

El tapiz

Pinta hojas

Les salonnières

¿Ves, tapiz raído, testigo inerte de mis horas? ¿Ves mis dedos elucubrando el espacio impertérrito, mi lucha feroz? Ahí me descubro, reposando miradas, organizando la esencia, respirando el olor del jazmín. Soy la ausencia que los libros no han podido borrar, soy la pieza efímera que alimenta este salón. Mis creaciones figurarán grabadas, con tinta y óleo, en la historia; mi mente, otrora  silenciada, campo de violetas cortadas, ahora pervive en estas letras que guardan reposadas la luz, el timbre, la mecha y el decoro.

¿Ves, tapiz de oro, adalid de la suerte? ¿Ves mi fuerza reinventando el espacio, pintando el detalle? Ahí me quedo, guardando por tantos, velando las voces que fueron plenas, esperando a leerme para volver a vivir.

Ver la entrada original

Historia de amor, escribo, veintinueve de marzo

Poetas Nuevos

Escribo historias de segundos convertidos en minutos, que hablan de horas o instantes, es relativo el tiempo cuando el amor administra el reloj.

Escribio historias donde los besos son miradas y las bocas ojos del alma, el fuego un líquido que nos traspasa sabiduría cubierta de esencia de vida.

Escribo historias sobre dos personas que se aman a pesar de la distancia y de la realidad, sobre el encuentro del amor inocente y abnegado existente.

Escribo historias para dejar constancia que un amor puede con el tiempo, la distancia y la incredulidad del mundo porque no ha visto amor así.

Escribo historias en donde el mundo detiene su vorágine y somos ese segundo convertido en minuto que recordaré toda mi vida desde que te vi.

Ver la entrada original

ABANDONO

Te miré en el cristal de mis lágrimas

Para encontrarme con tu mirada

Y allí merecí todo el amor del mundo

Pero no recibí nada.

¿Será imposible, amor mío, que tú me quieras en la mañana?

Levité en aquella habitación viendo nuestras almas

Al día siguiente como un fantasma

No supimos conformarnos con nada.

….

Y justo recibí la llamada del olvido

Que preguntaba por tus huellas

Nos queda el lienzo de la memoria

para volver a encontrarnos

Aunque apenas sepamos

Como sería tener una historia.

***

Ver la entrada original