SOLITARIO

Mi espíritu solitario

camina contraído

sobre la dorada arena,

dejando que la salpicadura

de las espumosas olas

dibujen la sombra

de mis cansados pasos,

mientras el viento

esculpe mi rostro

abujardado,

desconocido

y mi mente juega

con la fantasía

de un sueño

que se desoja

en la serenidad

del tiempo.

POEMARIO PROLOGO DE UN SILENCIO

Pippo Bunorrotri.

Inicio