AMAME

No me ames

por las sonrisas

de un momento

de descuento,

por las palabras

engalanadas

de un efímero

instante

de desenfreno.

Ámame

por mis arrugas

arrebujadas

por el tiempo,

por mis temores,

por mis dudas,

por mis equivocaciones

y por mis aciertos.

No me ames

por los gritos

de las horas,

ni por las decepciones

de los días

ni por los silencios mentidos

y las soledades escondidas.

Ámame

por las lagrimas sentidas

por el susurro

de mis palabras,

por mis besos,

suspendidos

en tu rostro

sin tiempo

por la melancolía

de una mirada.

POEMARIO PROLOGO DE UN SILENCIO

Pippo Bunorrotri.

Inicio