MIS MIEDOS

Rebusque explorando

en la atenazada oscuridad

de los fantasmas

de mis miedos,

los fragmentos escarchados

de aquel sueño  retirado

en el monasterio del sigilo,

erigido en deseo

de unos instantes

retratados en la memoria,

quebrados, desmenuzados

en la ira del enojo,

en la desesperación

del engaño.

Dejo en la soledad del silencio

que la sosegada memoria

acune el propósito

acariciando el pensamiento,

que aun guarda los dolores

de un ayer alejado en el retiro,

que fue presente de un instante

y que nunca fue futuro

en el tiempo.

Pippo Bunorrotri.

Inicio