LA HORA

A la hora

en que la noche

duerme sola,

el cansado corazón,

en el silencio

de su soledad

se calma,

haciendo

que la mente

recuerde

los pasos

de ese día

que muere

bajo las estrellas,

observando

su reflejo

en su destello.

Pippo Bunorrotri.

Inicio