NOCHE PLACIDA

Noche placida

que temes le espera

de ese deseo soñado

que se escurre

entre la niebla

del pensamiento,

envuelto en las gasas

de esa tranquila esperanza

que cuenta historias

de un joven

que camina descalzo

por cumbres nevadas

de indecisas sendas,

orgulloso de la libertad

de una existencia

llena de gestos,

palabras sentidas

con mudos sonidos

y de miradas

que deslumbran

el mañana

de este hoy

placido.

Pippo Bunorrotri

Inicio