EN LA AVENIDA

En la avenida de la noche;

torcí en la callejuela

de la modorra,

hablándole a la luna

de las estrellas,

que apagan su brillo

en el brasero del celaje

de mi universo.

En el deseo del coma;

los pensamientos

me hablan del día

que se había ido

en el atardecer

de las horas consumidas

en lamentos y suspiros

de un sueño desdeñado.

En el frenesí de la somnolencia;

me encuentro

con amor y ternura,

que dibujan una sonrisa

en el rostro

de la esperanza,

coloreada con el arco iris

de besos y caricias

interminables.

En la avenida de la noche;

pasión con deseo

me llenaron,

del placer  inesperado

que esperaba

en el anhelo

del sueño.

Pippo Bunorrotri.

Inicio