SILENCIO

Tu silencio escucha

lo que el mio parlotea

encontrando mi alma

ese consuelo

que todos piden,

que todos buscan

y nadie encuentra,

avanzando en el camino

de mis miedos y temores,

esos que mi prosa glosa

y mis versos disfrazan

con las metáforas

de sus estrofas.

El silencio

de nuestras palabras

gritan en la oscuridad

de la luna creciente

susurrándole al viento

que nos encuentre

el aliento de ese animo

que hemos perdido

en la duda

de nuestras maneras.

Pippo Bunorrotri.

Inicio

EN LAS NOCHES

En las noches sin dormir,

yaciendo en la almohada

fluye esa realidad

sin retorno

en la que no soy yo

sino la realidad

de una existencia

donde los temores

son las tormentas

de una vida

cubierta de polvo,

lluvia y barro,

donde los miedos

desempolvan

sus batallas.

En las noches sin dormir

bajo el sudario

del desasosiego

fluye de nuevo

esas imágenes

que dejan lágrimas

suspiros y lamentos

de una vida

sin retorno.

En el crepúsculo

de mis emociones

toco el cielo

con la memoria tranquila

de tu rostro sereno,

dejando

que el pensamiento

corra por la pradera

de tu cuerpo desvestido

de temores y desasosiego

mientras contemplo

las estrellas que brillan

en el claro de luna.

En la sombra

de mis emociones

me  acerco

a la orilla

de tu mar sereno

dejando

que mis miedos

sean bañados

por las espumosas olas

de tus recuerdos.

En la oscuridad

de mis emociones

entierro el sufrimiento

de tus lágrimas

y los suspiros

de mi vida

por la espera

de tu amor.

En mis días

grises y plúmbicos.

En mis días

de pétrea sombra

donde la soledad

acampa sus horas,

miro dentro del recuerdo

de tu memoria,

porque en él esta

la esencia de mi vida.

Deja que mi alma

vague dentro de el

buscando las caricias

de esa piel tuya

que tantas emociones

ha dejado en mi recuerdo.

Pippo Bunorrotri.

Inicio

EL CIELO

El cielo ilumina

el silencio

de la noche

en el aquí y alla

del despertar

de una zozobra

en él entre-sueño

del sueño

escuchando

el tímido susurro

de las sombras

del viento,

que muestran

la angustia

del carrusel

de la vida

en un ayer abandonado

y en la sutil quietud

de la oscuridad

te acurrucas

en el sueño

dejando

que la apatía

del tiempo

penetre

en los pensamientos.

Pippo Bunorrotri.

Inicio

DE TI… DE MÍ… DE NOSOTROS

En los granos descompuestos

de los segundos del tiempo

se ocultan los enredos

de los sentimientos,

de las pasiones disfrazadas

que incansables hablan

de ti…

de mí…

de nosotros.

En las horas mojadas

por las lágrimas vertidas

en los minutos de una existencia,

que profundos surcos dejan

en los rostros vanidosos

de la desconfianza

del tiempo caminado,

que justifica el recelo,

de ti…

de mí…

de nosotros.

El viento racheado

de los días en penumbra,

el grisáceo polvo del engaño

revolotea como mariposa

ante la falsa perplejidad

de ese momento

de firme evidencia

que justifica el suspiro

de ti…

de mí…

de nosotros.

En los días sin penumbra

y de largas noches

de resplandeciente luna

el amor hace vibrar

la espera que regresa

de ese jamás que medita

en ese silencio mudo

que habla

de ti…

de mí…

de nosotros.

Pippo Bunorrotri

Inicio

SE ESCULPE EN LA MEMORIA

Se esculpe en mi memoria

el movimiento sugerente

de una mujer del recuerdo,

y un irreverente hormigueo

recorre errante mi cuerpo

encaramado por el silencio

del desierto,

del indefinido

tiempo parado,

agrietando el sentir

de un corazón fatigoso

por las horas

de un día refinado

en el trajín

de su enigma

donde los misterios se alinean.

Pippo Bunorrotri.

https://pippobunorrotri.com

TUS LABIOS

Entre tus labios

muere ese beso

que lleva el éxtasis

del renacer

de un deseo,

que en verso

describe

la pasión

de un amor.

En la sonrisa

que ilumina tu rostro

se lee despacio

ese pajizo

pensamiento tierno

de tu alma enamorada

en el confín

de su sino.

En tu rostro

el sol dibuja

esa sombra

de tu cuerpo

apasionado

que busca la fuente

de unos labios

que humedezcan

los suyos,

con el agua cristalina

del arrobado galán.

Pippo Bunorrotri.

Inicio

EN EL ATARDECER

En el atardecer

del azul cielo

su azulada luz

tamiza mi sombra

en la azafranada

puesta de sol,

ahogando

en el aloque

de su fuego

los tormentos

de mi día,

entre las olas

del mar rizado

de mis sentimientos

escondiendo

las emociones

entre los versos

de este poema

que viste presunciones

con las estrofas

de sus metáforas

dándole la razón

a ese tiempo

de incertidumbres,

que todo cuenta

mostrando sin remilgos

lo que siento.

Pippo Bunorrotri.

Inicio

MUEREN

Mueren los días

entre juegos y caprichos

de una mirada robada

al gajo de la vida

que corre entre pensamientos

y sueños hurtados

a un tiempo herido

de reglas y mentiras,

de mudanzas y trasiegos

bajo el cielo azul y negro

donde el sol calienta

lo que muere.

Pippo Bunorrotri.

Inicio

CARICIAS

Ligeras caricias

penetran en el alma

inspiradas en la melodía

de un corazón agitado

ante la mirada

de ese amor encontrado

en la emoción

de una sonrisa

que envuelve

la calidez

de un pensamiento

inspirado en un sueño

que da vida

a dos cuerpos

que se encadenan

en el apretón

de unos besos

que describen

el universo

del sentirse

enamorados.

Pippo Bunorrotri.

https://pippovunorrotri.com

MUERO

Muero en el pasaje

de un corrido día

dejando que se valla

en el alegre aleteo

de una gaviota

que borra la luz

de mi mirada.

Mis pensamientos

se quedan amordazados

en el póstumo suspiro

de ese instante delatado

en la tregua

de una lagrima

del segundo

sin lamento.

Los sueños,

mueren cada noche

y su dicha

en el aquí o allá

de un parpadeo

inquieto de unos ojos

que miran el adiós.

Cada día muero

en la cuna de la almohada

dejando que mis palabras

en el desconsuelo lloren,

al difunto del sueño

dejando que mi sombra

tenue se recorte

en el nuevo amanecer.

Pippo Bunorrotri.

Inicio

BRISA NOCTURNA

La brisa nocturna

acaricia mi rostro

mientras la luna

ilumina el acantilado

de mi muda sonrisa.

Mis pensamientos

corren al pálpito del ayer

para hablarle

a la noche estrellada

de aquel primer amor

que se fue

en la última sonrisa

de aquel verano;

de zapatillas y disimulos

de refugios  y susurros,

de deseos contenidos,

de pasiones cabalgadas,

donde el corazón temblaba

y las miradas se buscaban

sin saber que se perderían

en el largo olvido.

Pippo Bunorrotri.

https://pippobuborrotri.com

ESTÉRIL

Estéril es la poesía

si sus estrofas

carecen de dote

que mostrar

al infatigable mundo

que apresurado galopa

oteando el horizonte.

Estéril es el conocimiento

que realiza normas,

reglas y dotes

para una sociedad

de perfectos propósitos

con deficientes deseos

y alocadas pasiones

con las que desdibujar

su inquieto destino.

Estéril es la poesía

que con su letra

reverencia la palabra

que lame la herida

de la duda, el desaire

y la incorrección

de la interpretación

de una metáfora

que rima.

La poesía no es estéril

porque no responde

a encomiendas,

y dimes y diretes,

simplemente expresa

lo preciso y conciso

de lo que siente.

Pippo Bunorrotr.

Inicio