SUSPIRA LA NOCHE

Suspira la noche

sobre el cielo pajizo

que se apaga,

con el vuelo trazado

de la arrogante gaviota

que su descaso esconde

bajo sus bullangueras alas.

Observo desde la borrosa atalaya

de mis desviviros

como las turbias sombras

cruzan la calle

de la utopía,

fascinándome

el discreto vistazo

de mi  mirada,

que en la quimera

de su misterio,

distorsiona

el travieso movimiento

de unas figuras

que esconden

la nostalgia,

asombrando

la melancolía de su historia.

Pippo Bunorrotri.

Inicio