SIN ESTIRPE

Soy un semejante sin estirpe

asentado en este universo

de enredo y desorden,

de engaño y mentira,

de egoísmo y ambición

condenado a la hoguera

de la egolatría y codicia

desde el día… “ese”…

donde mi vetusto destino

escribe su comienzo.

Mis horas mutiladas

conocen los días

de mi atávico tiempo;

futuro, pasado y presente,

de las cicatrices

que silenciosamente

se han adherido a mi alma

de ente sin estirpe

que mira su soledad

en el silencio

de la vacía noche.

Pippo Bunorrotri.

Inicio