LA DESOLACIÓN

El verano

remuga su tiempo

y su estela navega

hacia ese pasado

de recuerdos y memoria

dejando granos de arena

con sabor a sal

en la orilla

de una pena.

Solo quedan silencios

y soledades aburridas,

mientras a la piel

regresa el claro

de esas horas gastadas

en los bosques

de la evocación.

Solo será

un rápido

pensamiento,

perdido en la mente

en busca

de esa sensación

que calme

el ciego viento

de la desolación.

Pippo Bunorrotri.

httpa://pippobunorrotri.com