Pensamientos de Marguerite Yourcenar (1903-1987)

Nunca hablo de mí

imagen: allie caulfield

En todas las épocas hay personas que no piensan como los demás. Es decir, que no piensan como los que no piensan.

Como todo el mundo, sólo tengo a mi servicio tres medios para evaluar la existencia humana: el estudio de mí misma, que es el más difícil y peligroso, pero también el más fecundo de los métodos, la observación de los seres humanos y los libros…. En cuanto a la observación de mí misma, me obligo a ella, aunque solo sea para llegar a un acuerdo con esa persona con quien me veré forzada a vivir hasta el fin.

Hay que escuchar a la cabeza, pero dejar hablar al corazón.

No fue culpa mía si aquella mañana me encontré con la belleza…

Un corazón es tal vez algo sucio. Pertenece a las tablas de anatomía y al mostrador del carnicero. Yo prefiero tu cuerpo.

Quizás lo…

Ver la entrada original 345 palabras más