VERSOS ENAMORADOS

Reclamo todo mi amor,

a la diosa del amor,

Afrodita, hija de Zeus y Dione,

pues ya muero de amor,

de amor  ilusionado,

amor apasionado…

emborrachándose de ti,

tú… apego de mis sueños,

solo tú mataste todo mi miedo.

No habrá obstáculo

que me aparte de ti,

no hay vida

sin tu sentir,

viviré…

porque viviré,

y aun en la distancia

estaré llena de ti,

no de tu recuerdo,

no de tus sombras,

sino de tu siembra

siembra floreciente

que has depositado en mí.

Solo me queda

ver escrito

cuanto te quiero

en tu piel aterciopelada,

pues saberlo lo sé,

sentirlo lo siento,

mas en cada momento

procuras que lo viva,

y lo viva muy dentro,

solo en ti quiero apagar

ese profundo e inútil lamento

que llevas aun tan dentro,

que se llama miedo.

¡No dejé mi alma en tu boca…!

 mi boca,

la tuya,

    en tu sonrisa…

mi risa,

  la mía…

   la tuya…

en tu llanto,

el mío,

el tuyo

nuestro canto al amor,

que nuestras miradas invadió.

 

Si mi amor

todo empezó

por una mirada,

¿te acuerdas?

lo digo bien,

tú lo sabes,

yo lo sé.

Te quiero mi amor,

   y solo de ti quiero…

tu tiempo,

tu mirada,

tu sonrisa,

tu silencio,

tu caricia de amanecer,

tu abrazo de buenas noches,

y voy a aprender

que la vida es un momento

en el tiempo del querer.