MI NIETA

Mi amor es esclavo;

de tus inesperados besos,

de tus sonrisas inquietas,

de tu mirada inocente,

de tu voz saltarina,

de tus manos misteriosas

llenas de caricias,

de tus sorpresivos abrazos

que embrujan mi silencio.

Tú eres la flor reluciente

del jardín de la esperanza

que germina

en el fecundo campo de mi vida.

Tus ojos son la luna

de mis oscuras noches

donde se desgranan

los recuerdos del pasado.

Por eso el amor

de este viejo poeta

es esclavo

de la esperanza de un sueño

del destino escrito en el viento

y en la mirada de una cándida niña.

 

Este poema está dedicado a Valentina, ese geniecillo que ha llegado al ocaso de mi vida para que siga soñando.

40 comentarios en “MI NIETA

  1. Miro sus ojos
    en ellos leo vida,
    miro su boca,
    en ella siento amor,
    miro sus manos,
    en ellas veo futuro.
    Le miro cuando duerme
    y solo deseo
    que sus sueños más queridos
    se hagan realidad.

    Tú te ilusionas con Valentina, yo tengo a Iker que es la luz de mi vida. Eso es amor.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Que belleza..! Que abuelo tan lindo se gasta Valentina.
    Mi abuelo también me regalaba versos y aún en su ausencia, suenan en mi corazón

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.