EL DESTINO

El destino escrito esta

en las hojas transparentes del viento,

en las olas del mar,

que va de acá para allá,

que tiene un principio

y también un final.

Ese diario escrito

donde están los sueños inacabados

y los sueños realizados,

donde solo un protagonista

recita el monologo

de su juicio turbulento.

Ese diario escrito

donde las prisas corren

las sonrisas se congelan en el tiempo

y los huecos

entre alegrías y tristezas

las llenan palabras vacías.

Ese diario escrito

donde los segundos cuentan

instantes olvidados,

donde los minutos

son renglones escritos

con jeroglíficos

que ni dios entiende

y el azar rescata.

Ese diario escrito

donde las mentiras son verdad,

y la verdad mentira,

y entre las dos componen

los versos de una vida

de mascaras

y antruejo.

Ese diario escrito

donde los días se sortean

las semanas son pesadas

los meses se sufren

y los años se pierden

en el laberinto

de la desgana.

Ese diario escrito

donde nadie busca nada

y todos lo quieren encontrar,

donde esta lo que tiene que estar

pues la suerte y el esfuerzo,

de cada uno,

hacen de un destino escrito

lo que el poeta

dice en estos versos

del destino de cada cual.