EN LA MIRADA

En la mirada extraña del ayer

busco el consuelo del hoy

y halló la desdicha del mañana

mientras en el viento

navega el catamarán

de los sueños.

En la mirada ilusionada del hoy

se pierde la tristeza del ayer

esperando el misterio de mañana

mientras las olas del mar

se llevan las promesas cumplidas

y acarician la huella de la incumplidas.

En la mirada enigmática del mañana

reproduzco las alegrías del ayer

escribiendo versos del hoy

mientras las gaviotas planean

sobre los poemas del recuerdo

de una vida sin misterio.

En la observación del tiempo sin tiempo

de la soledad encerrada

de los silencios eternos

del ayer, del hoy y del mañana

las estrofas del poeta hayan la rima

del poema de sus sueños.

SIN PENA NI MIEDO

Sin pena ni miedo

trotas en busca del silencio de tu libertad

mientras caminas

por el mismo infierno

que te vio nacer.

Sin pena ni miedo

te enfrentas sin yelmo

a los golpes de una realidad

que no da consuelo,

solo desarraigo y soledad.

Sin pena ni miedo

sufres le desgarro de tu piel

de las promesas incumplidas,

que te haces a ti mismo,

hasta tocar el infierno de la desdicha.

Sin pena ni miedo

te levantas del sueño

con inefable empeño de abatir la soberbia

del mudo silencio de una humanidad

que se pudre y se equivoca.

Sin pena ni miedo

buscas el silencio

de tu libertad

para ser quien eres

y no la sombra de otro.