¡LIBERTAD!

Palabras lanzan los teléfonos,

gritos la televisión,

las calles alborotadas,

reflejos los cristales

de sombras cabreadas

la ciudad ruge su dolor

que la noche amortigua

y en el día grito son.

La mujer no llora, ni se esconde,

exige que se le oiga

pues igual quiere ser.

El hombre escucha y se lamenta,

y con desdén se acomoda

a los nuevos tiempos que corren

aunque se resiste y finge

que dolor no siente.

Mientras el tiempo

su camino sigue

y el mundo grita

con voz altiva

libertad.

¡Libertad!

Grita la mujer

sabiendo lo que quiere.

¡Libertad!

Grita el hombre

sin saber por qué.

¡Libertad!

Grita el niño

porque quiere.

¡Libertad!

Grita el joven

lo que anhela.

¡Libertad!

Grita el anciano

que añora.

 

Libertad

que arrogante palabra

que atrevidos sueños encierra,

es altanera y soberbia,

mas todos la gritan

todos la quieren,

y cuando la tienen

no saben qué hacer con ella.

Ojala que todos quieran la misma libertad

y qué no sean héroes ni enemigos

ni vencedores ni vencidos,

que sean libres

y respeten

la libertad del vecino.

8 comentarios en “¡LIBERTAD!

Los comentarios están cerrados.