QUIERO DORMIR A TU LADO

Quiero dormir a tu lado

desnudos los dos,

nuestros cuerpos pegados

nuestras manos dibujando

figuras surrealistas

que nacen del puro instinto,

nuestros sexos acoplados

como engranaje de un solo ser,

saboreando la miel de tus labios.

Quiero dormir abrazado

sintiendo nuestra respiración

susurrando suspiros de amor

sin palabras que nos distraigan

sin miradas de reproche,

ni de preocupación,

tensos y sudados

estremeciendo en cada movimiento

consumidos por el fuego de la pasión.

Quiero dormir pecado

acariciando tu piel

estirando la noche

hasta morir en un sueño

recorriendo sin descanso

los montículos de tu cuerpo.

Quiero dormir empapándome

del aroma de tu piel

mientras acarició

tus muslos

tus caderas

tus nalgas

tus pechos

tus piernas

tus pies

tus brazos

tus manos

tus mejillas

tus orejas

tu nariz

tu boca

tu cuello,

beberme tus lagrimas

y ante tu monte de Venus

pedirte perdón

por querer que solo seas mía

esta noche

que quiero dormir a tu lado.

LOS SECRETOS DE LOS POETAS OLVIDADOS (Walt Whitman)III

NO TE DETENGAS

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros “poetas muertos”,
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los “poetas vivos”.
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas.

 

CUANDO LEÍ EL LIBRO

Cuando leí el libro, la célebre biografía,
Me dije: “¿Es esto entonces lo que el autor llama una vida de hombre?
¿Escribirá alguien así mi vida una vez muerto yo?
Como si algún hombre conociera realmente algo de mi vida,
Cuando de hecho a menudo yo mismo pienso que poco o nada sé de mi vida,
Salvo vagas nociones, débiles y difusas imágenes,
Que persigo constantemente para poder exponer aquí”.

MIRA EL MAR INFINITO

Mira el mar infinito.
Sobre su pecho sale a navegar un navío
Que despliega sus velas, incluidas las de gavia.
Su pendón ondea en lo alto mientras aumenta
Su velocidad de manera majestuosa.
Debajo, las olas rivalizan,
Rodean al barco, apiñándose,
Con brillantes movimientos circulares y espuma.

 

YO SOY AQUEL A QUIEN ATORMENTA

Yo soy aquel a quien atormenta el deseo amoroso,
¿No gravita la Tierra? ¿No atrae la materia
Atormentada a la materia?
Así mi cuerpo atrae a los cuerpos de todos aquellos
A quienes encuentro o conozco.