DIEZ SEGUNDOS

10 segundos…

Para reflexionar sobre lo que hice… Pensar en lo ocurrido…

10 segundos…

Para dejarlo todo atrás… Realizar… que mi alma no me acompañe…

10 segundos…

¡Mírame a los Ojos, Fija mi mirada, Observa mi iris!… ¿Dime, qué lees?

10 segundos…

Fue el tiempo transcurrido entre la pregunta y mi descomunal vacío, un renglón de diez segundos que separan la línea de la “Vida de mi Alma”.

10 segundos…

Solo puedo exprimir esto, mis ojos no ven.

Alguien me dijo que no había nada más allá de lo sucedido, soy incapaz de interpretar y -en el fondo- no quiero olvidar su tremendo impacto emocional, ella (la vida) me dio pequeñas soluciones a laberintos, aunque sostuvo desde el principio que sólo yo era capaz de salir de nuevo a buscar mi Vida, mi Cuerpo.

10 segundos…

Hace tiempo que no nos vemos, el tiempo suficiente como para demostrarnos mi salida. Vacilo entre palabras escritas y habladas a un Amigo increíble, sólo él conoce hasta ayer.

10 segundos…

”Lo Quiero Tanto”.

Anoche soñé con personas de mi Amor, compañía pasada, creo que de alguna manera necesitaba estar cerca de ella sintiendo lo mucho que me dio, cuánto se sacrificó por mí.

10 segundos…

Para plasmar que no siempre se tiene la culpa de todo, aunque entenderlo nos cueste la rasgadura del corazón necesitaba dejarme claro lo importante que pueden ser los pensamientos y sentimientos cuando se valoran lo suficiente como para que formen parte activa, transformen comportamientos o den…

10 segundos…

Para seguir buscando la Salida…y la entrada.

10 segundos…

En este Día después de una reflexión sobre un ser Querido de mi Vida.

HE VIVIDO A MI MANERA

El final ya está aquí,

enfrentado al último repecho,

a la última representación

del teatro de mi vida,

la última bajada de telón.

 

Amigo mio…

lo diré sin dilación,

sin dar más  vueltas,

ni rodeos, pues no es cuestión…

a mi manera he vivido.

 

Tuve una vida satisfactoria,

recorrí todas y cada uno de las sendas

que el destino me propuso,

y más, mucho más aún, que

todo lo hice a mi manera.

 

Tristezas, algunas tuve

que no vale la pena contar

y mucho menos enumerar,

pues ya están vividas y no quiero recordar

pues eso lo dejo para cuando caiga el telón,

 

Lo que si te digo amigo

es que planteé cada etapa con ilusión

cada pasó en mi camino era una esperanza,

aunque hubo momentos en que

di pasos más largos que mis piernas.

 

Afronte los hechos como venían,

sin rechistar… aunque,

reconozco que algunos gracia me hacían,

me mantuve intacto

y lo hice todo a mi manera.

 

En todos ellos

ame con pasión,

reí con ganas,

y llore y sufrí con dolor,

me toco ganar, también perder.

 

Pues…

¿Qué es la vida de un hombre?

¿Qué ha logrado caminando por ella?

¿Qué aprende en su caminar?

Si uno no es fiel a sí mismo, no tiene nada.

 

Decir las cosas que uno siente realmente

y no las palabras que otros quieren oír,

he preferido los silencios, que humillar

he pedido perdón, antes que avasallar,

he preferido la soledad, antes que caminar de rodillas.

 

Mi historia mostrara

que los golpes asumí con gallardía

y lo hice todo ello a mi manera,

por ello digo bien alto y claro, que

HE VIVIDO A MI MANERA.