EL RELOJ DEL TIEMPO

 

El reloj de arena

del tiempo del pasado

me ha robado las Horas

de mis sueños de juventud

entre abrazos fingidos, y

besos hurtados a las penas

bajo el dorado intenso de las hojas

que entintaban las tardes de otoño.

 

El reloj de arena

del tiempo del pasado

me ha robado las Minutos

de aquellos momentos que

pasaba frente al mar bravío del Atlántico,

oteando las islas Cíes, mientras

dibujaba en sus olas sueños por realizar,

que el viento empujaba

a la isla del tiempo, sin tiempo,

pequeños instantes, casi diminutos,

diría, de felicidad.

 

El reloj de arena

del tiempo del pasado

me ha robado las Segundos

de aquella triste mirada perdida,

sincera ella,

que añoraba unos sueños

que nunca llegaban, y

que noches de soledad acumulaban

en el rincón de la desolación,

esperando la magia del destino.

 

Ahora que,

el reloj de arena

del tiempo del futuro

me trae los sueños de juventud,

no tengo ni Horas, ni Minutos, ni Segundos,

ni tan siguiera,

años, meses, semanas,

para recuperar los tesoros

que la vida del pasado me robo.

 

Pero…

quizás tenga

las Horas, los Minutos, los Segundos

de los días del presente

para plasmar en verso

los sueños de mi juventud.

HORAS, MINUTOS, SEGUNDOS

HORAS

Haz luminoso del tiempo, que en su

Ocaso nos roba, sueños, penas y alegrías compartidas

Robando los segundos de tiernas sonrisas, que en

Años de recuerdos se transforman, dejando

Soplos de aliento, las tardes de melancolía.

 

MINUTOS

Me he bebido el silencio

Intentando emborracharme de la

Nostalgia de tus caricias,

Urdiendo un pasado que fue

Todo y en nada se quedo, pues solo la

Obsesión de tus brazos, prendidos llevo en el corazón

Suspirando los momentos de tus besos.

 

SEGUNDOS

Sencillas ilusiones de momentos

Engarzados en el tiempo del reloj, que

Garabatos de emociones son,

Una larga mirada, un corto beso, que parecen

Nada… pero que todo lo son en el tiempo

De los sentimientos encontrados

Opera prima del anhelo del

Sueño de un recuerdo pasado, de un presenté que pasado será.