MOMENTO ETERNO

Ese momento eterno

en el que tu mirada

es una suave caricia,

en el que tus sonrisas

besos apasionados son.

Ese momento eterno

del sueño de una realidad

que no desea que tenga fin,

porque es el embrujo

de ese instante sin fin,

de ese sueño sin tiempo

en el que nuestras manos

recorren el oasis de nuestra piel,

en el que nuestros cuerpos

se funden en un todo

con los inquietos sentimientos

del deseo,

de la loca pasión,

mientras escancio con sosiego

la copa de tus pechos

embriagándome con el aroma

de tu cuerpo de mujer

penetrando en la realidad

de nuestro sueño

mientras tu voz grita

¡amor mio tómame!.

Ese instante, del tiempo,

en que las verdades del amor surgen

como agua cristalina,

es el momento eterno

que anhelas no termine.