VALENCIA

Valentía Edetanorum los romanos la llamaron

A los pies del Mediterráneo te asientas orgullosa

La luz, la huerta  y la paella, son tu sello de pueblo

Engalanada vistes tus calles en fallas, y que tus

Noches de luz y fuego impresionan al visitante

Corriendo el olor a pólvora por la Ciutat Vella, que

Ilusiones pones en el recuerdo de tu historia que

Amplia es, ya que musulmana fuiste y en Reino te convertiste.

TE FUISTE SIN MI DESPEDIDA

Esta tarde evoco

aquella tarde de verano

la última antes de tu despedida

que cabizbajos caminábamos

bordeando la vieja muralla

por la calle de los cubos

mientras la tarde dorada

caía en silencio

sobre las milenarias piedras

que historias de romanos y cristianos

guardan tras ellas.

Yo, desahogaba mis dudas,

tú, angustias contabas,

yo, mis perplejidades exponía,

tú, tus temores mostrabas,

los dos confesiones hacíamos

como si no fuese haber mañana.

Tú claro lo expusiste

yo en negarlo me obcecaba.

Paso el verano, y

a la muralla no regresamos

como mis dudas se marchitaban

y tus angustias cesaron,

en esas llego el otoño

y en una tarde gris,

de lastimero recuerdo,

tu mañana nunca llego.

Te fuiste sin mi despedida.