HOY TE DIGO

Tú querido amigo

que en mis tardes

de melancolía, me decías;

que era un fracasado,

que mi tiempo en

fantasías malgastaba,

que rea un perdedor

que no sabia componer

ni mi propia sinfonía,

que todo esfuerzo que ponía

baldío era el

pues mi alma comprimía.

Tú que decías

que me abrumaban

mis temores, mis recelos,

con mis estúpidas preguntas

acosándome noche y día,

consiguiendo que caminase

abatido, pesimista

a través de este agobiante mundo

donde la apariencia

es lo que importa, y

el que dirán te acongoja

esperando el mañana.

Pues bien querido amigo

hoy te digo que todo eso

esta cambiando…

el mañana no me abruma,

quizás sean los recuerdos

de las palabras de tus consejos.

Quizás sean las noches de insomnio,

pensando en el pasado de mi vida.

Quizás sean las palabras calladas,

los silencios de mi melancolía.

Quizás sea porque he decidido, al fin,

cruzar ese puente de los sueños incumplidos

dejando atrás las rotondas del miedo…

Amigo todo eso esta cambiando

pues ahora mis rimas, mis versos,

y mi particular prosa

vuelan libremente, como golondrinas,

en los sueños de mi fantasía

mientras toco hábilmente

mi propia sinfonía.

Ahora te digo

que ya no haré

esfuerzo alguno,

ni baldío, siquiera

por dejar que mi alma

vacía este de sus miedos

pues mis versos

y mi prosa,

iluminan, noche y día

la oscura melancolía.

Ahora solo una pregunta tengo

mas respuesta me importa,

ni espero,

ya que el futuro

y el destino

me la traerán

hasta mi puerta.

Así que amigo hoy te digo;

que todo ha cambiado.

HOY QUIERO

Hoy quiero estar en silencio

afásico en palabras, estar,

solo miradas quiero

que pronuncien tu nombre

seguidas de un “Te amo”

salido del abismo de mi alma

que verdad será,

pues quiero estar en silencio

para jumarme de tu aroma.

Beber el vino de tus labios

del cáliz de tu boca,

sentir vibrar tu piel

bajo mis manos,

que mis dedos,

como pinceles,

pinten tu cuerpo en

el blanco lienzo de la felicidad.

Hoy quiero estar en silencio

afásico en palabras, estar,

porque quiero estar en un sueño

donde solo tú estas,

entregándome por completo

al paisaje de la isla de tu cuerpo,

porque tú eres la paleta de colores

de mi mundo,

eres el jardín de mi deseo

la pasión del desespero

la impaciencia del te quiero,

eres mi vida y mi todo.

Hoy quiero estar en silencio

porque quiero escuchar

a tú melosa voz decir mi nombre,

a tus suspiros un “tómame”,

a tus susurros un “te quiero”

porque hoy quiero amarte

con pasión, sin reparo,

sin tiempo, en el tiempo,

aunque solo sea en sueños.