Un cuento de navidad en la selva

SENDERO BLOG

En la noche, bajo la sombra del roble, platicaba Don Sapo con el Topo, traía lentes oscuros, ya que había luna nueva.
― ¿Ha escuchado hablar de Santa Closs?
―Para nada Sapo.
― ¿Pero sí de la navidad?
―Sí, mamá platicaba que era el día en que había nacido Jesús. ¿Y quién es Santa Closs?
―También, le dicen papá Noel. Es un señor gordo, vestido de rojo que, cada veinticuatro de diciembre, llega a las ciudades del mundo y obsequia a los niños un regalo de navidad.
―Pues por acá no viene. ¡Es que estamos tan lejos!
―Mire, aquí tengo unos dibujos de Santa.
El Topo quitándose los lentes oscuros. Las veía y volvía a verlas.
― ¡Pero es igualito a ti! Si te ponemos el gorro, un vestido rojo, tus botas y te inflas, serías el Santa Closs de la selva.
―Qué cosas dices Topo. Pero sería bondadoso que…

Ver la entrada original 1.282 palabras más

DEMORA

Las horas pasan

y tus recuerdos no regresan,

se demoran en mi espera…

¿se habrán atascado en las sombras del día?…

¿se habrán congelado en la sombra de la luna?…

o, quizás mis ganas de verte

desesperan mi demora.

No se…

Solo se,

que sigo esperándote,

como el atardecer a la luna,

como el amanecer al sol

y la arena a las olas del mar.

Pero estoy seguro

que pronto te veré