​AVISO, AVISO Y NO DUDO EN COMUNICAROS.

Bosa usía implora al maligno virus, ese demonio que deambula con sigilo por este inmenso bosque de la letras acechando presa fácil, y no quiero ser yo, este pobre escribiente del sentir que quiera ver sus palabras reducidas a ceniza. Así que hare caso al consejo de vuesa merced, noble caballero de las palabras.
El hombre que le susurra a los sentimientos.

ALICANTE

 

Las onduladas

líneas quebradas

de tu desértico ribazo

forman el rostro pétreo

de tu pasado

tostado por los rayos

del rey sol,

bajando por su intrincada

ladera,

para depositar

el sudor salitrito

de su rostro

a tus pies,

transformándose

en finos granos

de arena,

arrullados

por las de su mar

Mediterráneo.

Alicante,

donde sus onduladas

líneas quebradas

son curvas

de mujer

enamorada.

AMAR

Amar,

amándote.

Querer

Queriéndote.

No son solo palabras

que el viento

de levante

lleva en sus

logarítmicas elipses,

son sentimientos,

que como palomas blancas

llevan prendidas

en su pico,

para posarlas

cual alfombra roja

por donde

tus desnudos pies

transitan, y asi

besar dulcemente

su planta.

Amar,

Amándote,

en el cálido

atardecer

de Alicante.