ABUELA

Tu abuela

Contemplas

Los crepúsculos

Del otoño

Con anónima

Ilusión.

 

Tu abuela

Crees reconocer

La sombra

De mi diminuto

Cuerpo,

Que ilusión

Abuela

Poder apreciar

Poder admirar

Al fin,

Tus ojos esmeraldas.

 

Abuela,

Mis diminutas manitas

El primer día

Recogerán

El diamante

De tu lágrima.

 

Tu abuela,

Contempla

Los crepúsculos

Que en una

Fría noche

De invierno

Yo llegare

Para que

Me acurruques

En tus suaves

Brazos y tus

Sedosos dedos

Acarician mis

Mejillas,

Mientras

Tus ojos

Esmeralda

Me tararean

Mi primera

Nana.

 

Tu abuela

Que ilusión

POEMA DE Wystan Hugh Auden FIRMABA COMO W.H.AUDEN

Parad los relojes y desconectad los teléfonos,

dadle un hueso jugoso al perro para que no ladre,

haced callar a los pianos

tocad tambores con sordina

sacad el ataúd y llamad a las plañideras.

Que los aviones den vueltas en señal de luto

Y escriban en el cielo el mensaje “El ha muerto”

Ponerle crespones en el cuello a las palomas callejeras,

que los agentes de tráfico lleven guantes negros de algodón.

El era mi norte y mi sur,

mi este y oeste,

mi semana de trabajo

y mi descanso dominical,

mi día y mi noche,

mi charla y mi música.

Pensé que el amor era eterno:

Estaba equivocado.

Ya no hacen falta las estrellas.

Quitadlas todas,

guardar la luna,

y desmontad el sol,

tirad el mar por el desagüe

y podad los bosques,

porque ahora ya nada puede ser de utilidad