UNA COPA DE VINO

Una copa de vino,

entre mis dedos.

Dedos que señalan

los segundos de mi vida.

Una copa de vino,

que pone color

a tu segundo de vida,

llena de aromas.

Que despiertan

tu sentido del placer,

llena de sabor,

tu segundo de ardor.

Una copa de vino,

que despierta

tus sentidos,

en un segundo

de tu vida.

Que son el placer

de los segundos

de tu vida.

Una copa de vino

Entre mis dedos

 

 

“Las burbujas en mi copa de vino, son como las cuantas de un rosario, que nos marcan las veces que nos hemos equivocado”

OCHO LAGRIMAS

Ocho lagrimas,que son:

Ocho letras.

Ocho números.

Ocho canciones.

Quizás.

Ocho poemas

con los que definir

mi eterna amargura,

mi eterna desdicha.

Ocho líneas mal dibujadas,

surcan mi rostro,

una de ellas

la sonrisa melancólica,

apagada,

se me dibuja cada día,

con la que te miro,

se reprime,

llena de hiel

que me marchita,

lenta, y dolorosa.

Ocho susurros llenos de lamentos,

de esos que te hacen gritar a la nada,

a esa nada en la que un día creíste,

que gana terreno en cada una de tus células.

Ocho lágrimas derrochadas,

dibujando el infinito de tus labios,

dibujando lo eterno de esto que me mata.

Te he amado y ahora te odio.

Te necesito y sé que te he perdido.

Ocho suspiros,

ocho lamentos.

Y aún así te sigo amando.

Si no vuelves no habrá vida.