ESE DÍA

Cuando llegue ese día

el mundo sucumbirá

a la nueva alegría

del recién nacido.

Mientras

dibujo en el aire

puentes que algún día

ríos caudalosos cruzaran

ciudades radicales

con jardines colgantes

donde habitaran

ciudadanos caminantes

con la fuerza de

un guerrero cruzado

cansados de la lucha

se postraran

ante tus ojos

para gritar al cielo

que lo que habita

en mi pecho

es deseo certero,

siempre latente

esperando uno

de tus besos.

Cuando llegue ese día…

 

Olas de la mar

que os rompéis

en desgarrados gritos,

de cobardía.

Aguas que gemís

de dolor

en los nocturnos

gritos de la agonía

del fin del día…

 

Mares

no lloréis

que

tras los truenos

malditos

llega un nuevo día.

A TIENTAS

A tientas,

busco  tu cuerpo

a tientas.

 

A tientas

toco,

rozo,

acaricio,

tu cuerpo

a tientas.

 

A tientas

disfruto de tu cuerpo,

el mas intimo

de los placeres

a tientas.

 

Disfrute total,

total entrega,

de besos,

de caricias,

de sonrisas,

de lagrimas,

lenguas de sensualidad,

deseo

a tientas.

 

A tientas

toco,

rozo,

acaricio,

tu cuerpo

a tientas.

 

A tientas

te busco,

indagando en mis sentimientos

con tus labios

en mis labios,

sintiendo nuestros cuerpos,

tus caderas,

tus senos,

mis pensamientos,

a tientas.

 

A tientas

en la oscuridad

brillan las pasiones,

fuego,

calor,

tu mano,

mi mano,

a tientas.

 

A tientas

el aire sabe

a vicio,

a tientas

la luz apagada

a tientas.

 

A tientas

nos probamos,

nos bebemos,

disfrutamos

a tientas.

 

A tientas

nos encarnamos

hacemos

carne la carne,

pecado

el pecado del placer

de ser dos en uno

a tientas.

 

A tientas

nos clavamos

nuestras miradas

a tientas.

 

A tientas

la desesperación,

la lujuria,

el sexo,

el deseo,

la pasión sentimos,

a tientas.

 

A tientas

las yemas

de nuestros dedos

se encuentran

en la oscuridad

de la habitación,

a tientas.